triglicéridos


Hoy os queremos hablar de otro de esos términos que tanto oímos últimamente. En los anuncios televisivos o en las consultas de los médicos, y normalmente unido al término “colesterol”, se habla a menudo de los triglicéridos. Pero ciudadanos de a pie: ¿sabemos qué son los triglicéridos, cómo nos afectan y cómo vigilar sus niveles?

ABC de los trigliceridos

Los triglicéridos son el resultado de la asimilación de las grasas de la dieta. También el exceso de proteínas y carbohidratos se convierten, con la ayuda del hígado, en triglicéridos. Son grasas neutras formadas por una molécula de glicerol unido a tres moléculas de ácidos grasos y suponen una fuente importante de energía. El exceso se almacena en los adipositos.

Como ocurre con el colesterol, los triglicéridos no son el enemigo de la salud, sino algo necesario cuyos niveles hay que controlar. Pero la sociedad actual tiende a sufrir de altos niveles de colesterol y triglicéridos. Los altos niveles de triglicéridos, especialmente combinado con altos niveles de colesterol o en pacientes diabéticos, se han asociado a menudo con las enfermedades coronarias y deben ser controlados. Conoceremos nuestro nivel de triglicéridos mediante un análisis de sangre.

Factores que afectan negativamente al nivel de triglicéridos

  • El sobrepeso es una de los factores más determinantes.
  • Dos de los grupos de mayor riesgo son los diabéticos y las mujeres después de la menopausia.
  • Excesivo consumo de calorías, especialmente azúcar y alcohol.
  • Ciertos medicamentos como los anticonceptivos, los esteroides o los diuréticos.
  • Herencia genética
  • Otros factores: Enfermedades renales y hepáticas. Hipertensión. Hipotiroidismo. Tabaquismo.

Pautas para rebajar los triglicéridos

  • Aumentar el consumo de fibra: substituir el pan blanco por integral, comer ensalada dos veces al día, consumir diariamente varias piezas de fruta con fibra como la manzana, la naranja, la pera, la mandarina o la piña.
  • Reducir el consumo de pasta, arroz y pan: una buena forma puede ser reducir la cantidad de pasta o arroz que ponemos en el plato y compensar esa reducción con una mayor cantidad de vegetales en la salsa. De ese modo conseguimos la sensación de saciedad, necesaria para la constancia de la dieta.
  • Reducir el consumo de azúcar: emplear sustitutos del azúcar para endulzar o tomar frutas naturales de postre pueden ser buenas iniciativas.
  • Controlar el tipo de grasa consumida: reducir el consumo de grasas saturadas y colesterol. Substituir la carne con alto contenido en grasa por pescado azul, elegir lácteos bajos en grasa y sobretodo eliminar de la dieta todo tipo de comida rápida.
  • Reducir considerablemente el consumo de alcohol
  • Tratar de llevar una vida saludable: Realizar algo de ejercicio diariamente, controlar el sobrepeso, beber mucha agua y evitar el tabaco.
4 Comentarios
  1. Marianela

    Tengo un familiar con triglicéridos en casa, que cuando se entere de TODO lo que no debería comer, se va a “deprimir”.
    Por lo que os agradezco las sugerencias para sustiuir esos alimentos por otros alternativos.

    • Natalia Berger

      No hay que obsesionarse con todo lo que uno no puede comer. Lo valioso es tomar buenas costumbres y volverlas hábito, disfrutando de ellas. Prescindir de las cosas que no nos gusten tanto y simplemente reducir las que nos gusten más. Aprender a comer equilibrado aunque sabroso. Respetar los horarios de comida, masticar bien y ¡muy importante! practicar ejercicio con regularidad.

      • Christian

        Sin ninguna duda la farcomif3n en cuanto a la importancia de practicar ejericio fisico todos los dias para mejorar sin duda la calidad de vida que podemos tener, la ausencia de ejercicio y el sedentarismo causa obesidad, y esta puede acarrear diabetis, hipertensif3narterial, colesterol alto, etc, en fin un pf9f1etero desastre. Tenemos que movernos y mucho, ejercicio de todo tipo ,.

        • Natalia Berger

          El ejercicio es FUNDAMENTAL para cuerpo y mente. No estamos preparados para la vida que llevamos…

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.