¡Planes para Halloween!

Se acerca Halloween y hay muchas cosas que preparar. Entiendo que si pasas de los 35, tú no tuviste Halloween en tu infancia y esta fiesta te parecerá un poco lejana. Sí. Tienes razón de fruncir un poco el entrecejo. Halloween no es una fiesta típica de España: es un préstamo de países anglosajones (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido) y se ha hecho muy famosa en los últimos años.

Nos guste o no, adoptamos prácticas y productos de otras culturas. Somos cada vez más globales y eso no tiene porqué ser malo. Depende de cómo lo vivas y de las razones que nos estimulan a absorber costumbres de aquí y de allá.

Si Halloween te parece demasiado extraña, pues llámale de otra manera. Lo importante es que aproveches esta oportunidad para crear recuerdos divertidos con tus hijos.

Halloween es una excusa perfecta para hacer disfraces con material reciclado, improvisar hogueras en la playa o en el patio de casa; leer cuentos de miedo a la luz de las velas; ver películas de terror y cazar brujas, fantasmas y otros seres míticos que ponen los pelos de punta. ¿Necesitas un empujoncito creativo para animar las fiestas de Halloween? Entonces sigue leyendo, te explicamos algunos juegos estupendos para los más pequeños…

 

¡Big bang! O globos con sorpresas

Si te apetece que la noche se llene de ruido, confeti y caramelos puedes crear un mural con forma de calabaza con la ayuda de un grupo de globos anaranjados dispuestos muy juntos.

En el interior de los globos puedes introducir sorpresas como caramelos, chicles, confeti… Y la diversión empieza cuando los niños los estallan con un fuerte ¡bang! y liberan todo su contenido.

 

¡Comiendo sin las manos!

Puedes atar unos deliciosos donuts de un cordel. Los donuts quedarán a la altura de la boca de los peques. El juego consiste en comerlos sin usar las manos. ¡Gana quien se coma su donut completo más rápido!

 

Dibuja la cara de la calabaza

El juego consiste en personalizar una calabaza. Le pondremos boca, nariz, ojos y orejas con los ojos vendados.

Recortamos primero papel de colores y le damos forma. Para conseguir que se adhiera el papel a la corteza de la verdura, debemos colocarle algún tipo de cinta adhesiva o pegamento.

Se pone la calabaza sobre la mesa. El jugador con los ojos vendados tendrá que separarse de la mesa unos cuatro o cinco pasos, y luego a ciegas deberá encontrar la calabaza y colocar en su sitio boca, nariz, ojos y orejas.

 

Renacer de la momia

Se dividen los niños en dos grupos. En cada equipo tiene que haber una momia. El resto de jugadores le envuelven papel higiénico por todo el cuerpo; y por supuesto, en los brazos también, los cuáles no deben quedar pegados al cuerpo. Gana el equipo que ha hecho la momia sin romper en ningún momento el papel.

 

En busca del tesoro

Hay muchos otros juegos para Halloween que puedes hacer con los niños. Pueden jugar a encontrar una calabaza escondida que dentro alberga un tesoro… O jugar a las adivinanzas con personajes de cuento de terror y misterio. La creatividad se puede desplegar sin límites con el pretexto de tener una tarde-noche animada con los peques. ¿Se te ocurren otras ideas? Compártelas.

¡Atentos al hashtag #HalloweenParty Os iremos contando recetas, DIY, planes… ¡Cuéntanos cómo van los preparativos de tu fiesta!