aliento-


Pocas cosas resultan realmente tan frustrantes y socialmente incómodas como un mal aliento, o lo que puede llamarse halitosis cuando resulta persistente. Tanto si sufres de este problema como si deseas simplemente potenciar un buen aliento de manera natural, estos consejos son para ti.

1.- Bebe té verde

El té verde es un súper alimento que ofrece múltiples beneficios pata la salud. Uno de los probablemente menos conocidos es que el té verde ayuda a un buen aliento. Los antioxidantes que contiene el té verde -llamados polifenoles- pueden eliminar compuestos causantes del mal aliento. Pero esto no es todo, ya que el té verde mantiene a raya otras amenazas para la salud bucal como la caries e incuso el cáncer de boca. Eso sí, debemos tomar el té verde sin azúcar, o estaremos echando a perder la estrategia.

2.- Toma yogur

Que el mal aliento tiende a estar generado en muchas ocasiones en nuestro sistema digestivo es una realidad difícil de cuestionar. Las toxinas se acumulan en nuestro tracto digestivo y se manifiestan en forma de mal aliento. Consumir alimentos probióticos como el yogur o el kéfir puede ayudar a eliminar el mal aliento. También, claro está, tienen sentido los suplementos de probióticos en ayunas o fuera de las comidas.

3.- Considera un suplemento de aceite de pescado

Posiblemente estés ya al tanto de los muchos beneficios para la salud del aceite de pescado. Desde el cáncer hasta la enfermedad cardiovascular, el aceite de pescado es un arma de prevención muy importante por su elevado contenido de ácidos grasos Omega 3. ¿Pero el aceite de pescado puede realmente favorecer un buen aliento? Lo cierto es que el Omega 3 ha demostrado reducir bacterias en la boca así como la inflamación, ambos problemas causantes de mal aliento. Eligiendo además pescado en tu siguiente comida estás haciendo algo a favor de tu aliento.

4.- Hierbas frescas

Los productos para la salud bucal suelen estar llenos de compuestos químicos que nos prometen una sensación de frescor, pero ¿por qué no obtener directamente la fuente de tal frescor? Masticar hierbas de menta refresca naturalmente el aliento. Otras hierbas con estos beneficios son el cardamomo, el eucalipto, la hierbabuena, el romero o el perejil. También podemos emplear estas hierbas para infusiones, lo cual compatibilizaremos con masticarlas. Además tonifican no sólo nuestro aliento, sino además nuestra digestión. ¡Con lo que constituyen un círculo virtuoso para el aliento!

5.- Bebe agua

No es que un vaso de agua como tal te vaya a resolver gran cosa. El secreto reside en mantenerse hidratado. Y es que si no estás consumiendo la suficiente agua puedes sufrir mal aliento. Puede que te preguntes por qué, y la razón es que nuestra saliva es un método natural del cuerpo de eliminar bacterias además de neutralizarlas a través de las enzimas de la propia saliva. Si no estamos adecuadamente hidratados, nuestros cuerpos no pueden salivar tampoco adecuadamente. La solución no puede ser más sencilla y al alcance de todos: bebe suficiente agua y mantente hidratado.

Tampoco debes creer que los dentífricos cuanto más espumosos son mejores. Te animo a probar dentífricos a base de productos y hierbas naturales como aceites esenciales, sales minerales o marinas o xilitol. Te sorprenderá comprobar sus resultados.

Mientras muchos productos modernos prometen darnos un aliento inmejorable, es habitual que lo que hagan sea simplemente enmascararlo y además durante no mucho tiempo. En lugar de taparlo, deberíamos considerar remedios naturales que, además, nos ofrecen otros beneficios añadidos.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.