Actividad física-blog


Aitor Sanchez

Podríamos decir tantas cosas buenas del ejercicio físico, que nos llevaría cientos de posts abarcar una mínima parte de las cosas que nos puede aportar. Aún así, me siento en la obligación de compartir este vídeo de Mike Evans, en el que se resume de una manera magistral en poco menos de 10 minutos todo lo que nos ofrece este “tratamiento”: Él lo nombra “tratamiento” durante la introducción del vídeo, porque llama la atención de cómo con su larga lista de efectos beneficiosos no se “prescribe” más, o con la misma intesidad que los fármacos.

El definitiva podemos afirmar que la actividad física es saludable, gratis, te hace sentir mejor, se puede compartir con otras personas y encima no requiere de mucho tiempo para tener todos estos beneficios.

¿Todo el mundo puede realizar actividad física? Sí, siempre adaptado a nuestras posibilidades y realidad. A continuación os comparto alguna de las recomendaciones del Sevicio Nacional de Salud del Reino Unido, y que están adaptadas por edades. Si queréis consultar las pautas para adultos, acompañadas de consejos de cómo iniciaros en la actividad física en el sobrepeso, también podéis consultar esta información.

¿Por qué y cuánta actividad física necesita cada grupo de edad?

Menores de 5 años:

La actividad física juega un papel fundamental para el desarrollo y el crecimiento de los más pequeños, pudiendo fomentar desde una actividad ligera a más enérgica.

Desde el nacimiento los bebés deben de ser estimulados para ser activos, incluso antes de que puedan gatear pueden jugar con sus extremidades e incorporar muchos movimientos  a las rutinas diarias. Tan pronto como empiecen a gatear se les puede dar libertad de movimiento garantizando que las habitaciones son seguras.

Una vez que comiencen a andar, deberían hacer al menos 3h de actividad ya sea en interior o en el exterior, estas horas pueden ser tanto de paseos, como juegos acuáticos, con juguetes, accesorios o incluso de balón.

Hasta los cinco años es importante que sean activos en general, y que no pasen largos periodos sentados o tumbados, ya que se asocia con la aparición de problemas de salud.

 

Niños y adolescentes (5 a 18 años):

Para mantenerse sano o para mejorar su salud, los jóvenes tienen que hacer tres tipos de actividad física por semana: aeróbicos, de fortalecimiento muscular y de actividad para fortalecer los huesos.

Se recomienda al menos 1h al día de actividad física moderada-intensa (que puede incluir caminar, pasear, ciclismo…) y que al menos 3 días a la semana esos ejercicios sean de fortalecimiento muscular y de huesos (gimnasia, fútbol, baloncesto, tenis, correr, saltos, artes marciales o juegos infantiles con algo de intensidad que implique contacto).

 

Personas mayores:

Para mantener el estado de salud se recomiendan al menos dos clases de actividad física, aeróbica y de fortalecimiento muscular.

Aquí encontramos 3 posibles combinaciones:

A) 2h y 30 minutos semanales de actividad moderada-intensa (como trote o bicicleta, andar rápido, aerobic acuático…) junto con al menos 2 días de trabajo de los músculos principales (extremidades, tronco, caderas, pecho y abdominales).

B) 75 minutos de actividad aeróbica intensa (correr, algún partido deportivo, baile, nadar, aerobic…) junto con al menos 2 días de trabajo de los músculos principales (extremidades, tronco, caderas, pecho y abdominales).

C) Una mezcla de ejercicio moderado, y de ejercicio intenso de la opción A y B (30 minutos de correr y 30 minutos de trote) juntos con al menos 2 días de trabajo de los músculos principales (extremidades, tronco, caderas, pecho y abdominales).

La actividad física está al alcance de todas las personas, ¡incorpórala a tu rutina!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.