campamento_verano


Durante el otoño, el invierno y la primavera los niños pasan la mayor parte del tiempo en el colegio. Los padres deben ocuparse de entretenerles durante el fin de semana, lo que ya resulta agotador y exige de cierta creatividad. Pero cuando llega el verano, nos quedan por delante tres meses en los que el niño tendrá más energía que nunca, más curiosidad y más ganas de hacer cosas diferentes cada día… y la responsabilidad cae directamente sobre los padres.

Si es tu caso, lo primero que debes hacer es no alarmarte. Debes saber que las opciones son muchas y lo único que tienes que hacer es organizarte, ver qué necesitas y qué opciones hay a tu alcance… y dar con una solución que sirva para que tus hijos pasen uno verano inolvidable.

 

Lo primero que debes hacer, tanto si trabajas como si tienes tiempo para estar con ellos, es informarte de todas las actividades en tu zona. Consulta en el ayuntamiento, en el colegio y a las madres de sus amigos, muy probablemente en tu zona haya algún casal, esplai, campamento urbano o cursos de verano del colegio donde los niños pueden pasar una buena parte del día jugando con otros niños y vigilados por monitores que propondrán todo tipo de actividades. Un abono a las piscina municipal también puede ser una buena solución, ahí encontrarán otros niños con los que chapotear y refrescarse ¡el problema será sacarles de ahí!. Consulta también los programas de actividades de verano de los grandes museos, bibliotecas y centros culturales, muchos de ellos tienen actividades muy interesantes para niños.

Si lo que quieres es algo más sofisticado, el sector privado ofrece un gran abanico de posibilidades: desde campamentos multideporte o de idiomas, a cursos de cocina, de equitación, de vela, talleres de teatro, iniciación a los deportes más variopintos… Si te preocupa que tus hijos se alejen de casa, puedes valorar la posibilidad de los “campamentos a domicilio”. Es cuestión de ponerte de acuerdo con el resto de padres del vecindario y llamar a una empresa que lo organice.

Si tienes tiempo para realizar actividades con ellos, debes saber que tienes a tu alcance multitud de opciones muy entretenidas: originales parques temáticos, como Dinópolis en Cuenca, Oasys Park en Almería o Siam Park en Tenerife; parques donde observar el comportamiento de los animales, como Faunia en Madrid o Terra Natura en Alicante; museos particulares, como el museo de la casa del Ratón Pérez en Madrid, el museo egipcio en Barcelona o los distintos museos de la ciencia; y otras actividades como parques acuáticos, circuitos lúdicos de tirolinas y puentes colgantes, granjas escuela, visitas familiares para conocer la elaboración de un producto artesanal, y un largo etcétera. Consulta también la cartelera de teatro infanitil y el calendario de fiestas patronales, encontrarás multitud de actividades para disfrutar en familia. Y todo ello sin olvidar los clásicos del verano ¡la playa, la piscina y el helado de fresa! ¿Todavía te parece mucho tres meses de vacaciones?

 

Otros consejos: 

  • Tras 9 meses llenos de actividades y deberes, no es algo tan malo que los meses de verano sean relajados. De vez en cuando realiza actividades como salir a pasear sin destino alguno, o jugar en casa con las cosas que se tienen a mano.
  • Organiza en casa juegos con agua, búsquedas del tesoro, una fiesta de pijamas o una sesión de pintura con las manos. Estos meses se prestan a esa clase de actividades.
  • Seguro que hay por ahí una abuela o una tía deseando pasar unos días con tus pequeños. Aprovecha esa suerte de la naturaleza humana que hace que amemos a todos los que llevan nuestra sangre… y tómate unos días de relax.
  • Estimula a los niños a las tareas domésticas, hazlo siempre desde el cariño y haciendo que se sientan importantes por las nuevas responsabilidades.

Como ves no son pocas las cosas en las que pueden invertir estos tres meses los niños. Pero estas son sólo nuestras sugerencias, seguro que tu tienes las tuyas. Anímate a compartirlas con nosotros ¿qué van a hacer los tuyos este verano?

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.