ahorrar en calefacción


Natalia Berger

Ya se acercan las bajas temperaturas y pronto encenderemos la calefacción. En un país cálido como el nuestro, muchas construcciones se hacen sin prestar atención al aislamiento de la casa y eso nos lleva a gastar de más en calefacción. Hoy en Naturarla te traemos algunos consejos para que te adelantes al frío y reduzcas al mínimo tu consumo energético en invierno.

Invertir en aislamiento: Ventanas con doble cristal y capa de aislamiento, unas buenas persianas térmicas, los paneles en techo o paredes, la colocación de falso techo… Todas las medidas que puedas tomar para impedir que el calor escape repercutirán positivamente en el consumo. A largo plazo una inversión en aislamiento supondrá un ahorro. Puedes consultar con un especialista para que detecte los puntos flojos de tu casa y te recomiende alguna solución.

Cinta selladora para ventanas: Uno de los puntos por donde más calor se pierde en una casa es la ventana, debes prestar especial interés a los materiales, el grosor y el diseño de éstas. Si la ventana que tienes en casa no cierra a la perfección debes ponerle remedio. Fíjate en la superficie de contacto disponible y acércate a la ferretería a buscar cinta selladora. Las más duraderas son las de vinilo y silicona. Limpia bien con alcohol la superficie y pega la cinta al rededor de todo el marco.

Puertas: Las puertas deberás aislarlas, del mismo modo que las ventanas, con cinta selladora. Además debes sellar la parte inferior de la puerta, por donde normalmente se cuela el aire. Para ello puedes construir un marco inferior o colocar un burlete. El marco también deberás cubrirlo de cinta selladora, de ese modo conseguirás un aislamiento perfecto de la puerta.

Persianas: Otra punto flaco de muchas casas son las persianas. Debes revisar la caja donde éstas se enrollan, ya que en muchas ocasiones están mal selladas o tienen pequeñas grietas por las que entra el frío. Si eres mañoso y se te da bien el bricolaje, tú mismo puedes recubrir la parte interna de la caja con planchas de poliuretano o con corcho y sellarla con silicona y burletes. Las lamas de las persianas también deben estar en perfecto estado, ya que si no al bajarlas no encajarán.

Persianas alicantinas: Si en tu casa no hay persianas puedes optar por este sistema sencillo de instalar. Las hay en plástico y en madera. La madera es mucho más aislante, pero requiere un mayor mantenimiento.

Cortinas: Las cortinas son otra forma de favorecer el aislamiento, especialmente en casos en los que la ventana deje pasar excesivo frío. Las telas de mayor grosor son las que, evidentemente, más aíslan del frío aunque también privan de la luz solar durante el día. La solución ideal es el doble cortinado, que permite disfrutar de la luz solar durante el día y del aislamiento durante la noche.

Alfombras: Otro buen aliado contra el frío es una buena alfombra, cuanto más gruesa, mejor. Para reforzar el aislamiento puedes colocar, entre la alfombra y el suelo, papel de periódico. Si pones en práctica este truco recuerda que la alfombra debe estar sujeta por un mueble pesado, para evitar riesgos de deslizamiento.

Paredes exteriores: Las paredes que dan al exterior son otro aspecto a controlar. En el mercado existen productos para reforzar el aislamiento térmico de paredes, suelos y techos y también existen profesionales que realizan instalaciones de paneles. Si tu presupuesto es más ajustado puedes ser un poco más creativo y redecorar tu casa: Materiales como el corcho o el papel son muy aislantes, por eso colocando la biblioteca en una pared exterior en lugar de un tabique interno o forrando una pared externa con corcho, le ganarás otra pequeña batalla al frío.

Buenos hábitos: Ventila la casa 10 minutos por la mañana, 10 minutos son suficientes para ventilar una habitación. Durante el día abre persianas y cortinas para aprovechar al máximo la luz del sol y ciérralas en cuanto éste caiga, para impedir que el gélido aire de la noche entre en contacto con los cristales.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.