alimentos-noviembre


Natalia Berger

Con el mes de noviembre entra el otoño con todos sus ingredientes. El aumento de las lluvias, la reducción en las horas de luz, las migraciones… todos los cambios que se producen en la naturaleza se notan, o deberían notarse, en nuestros mercados y nuestras mesas. Noviembre trae muchos cambios a la verdulería: los vegetales que requieren sol desaparecen de nuestras vidas y llegan los que requieren lluvia y frescor. En esta época del año, aquellos que amamos la gastronomía, debemos alegrarnos de cada gota de lluvia que caiga. ¡Y los que no también!

Como hemos dicho, este mes la verdulería está llena de novedades: todo tipo de crucíferas (col lombarda, coliflor, brócoli), la rica alcachofa, apio, escarola, guisantes… Además continuamos en plena etapa de espinacas, berenjena o endivias . Este mes nos despedimos de la calabaza y también de los alimentos estrictamente ligados al otoño: la patata vieja, las setas o el boniato.

En cuanto a las frutas, ya se sabe que el invierno ofrece poca variedad, aunque también nuestro organismo requiere muchas menos frutas en invierno. Este mes aprovecharemos para comer los últimos caquis, los últimos mangos y las últimas peras, y aquel que quiera puede ir empezando con las mandarinas, las naranjas y los limones. De manzanas, uvas y plátanos aún tenemos para rato.

En la pescadería hay pocas novedades pero muy esperadas: llegan las mejores lubinas del año y las vieiras. Además también encontramos en su mejor momento de frescor a salmonetes, berberechos, doradas y gambas. Una triste despedida: el pez espada.

Como ya contamos el mes pasado, que además dedicamos a los productos de caza, los meses de otoño son los mejores para ir a la carnicería. En las temporadas de caza, siempre permitida y regulada, es cuando mejor calidad podemos encontrar en la carne. La carne de animales que vivieron en libertad es mejor que la que podemos encontrar el resto del año, a efectos de nutrición y de gastronomía.

Como veis noviembre nos ofrece suficientes productos de temporada como para llenar nuestras mesas de manjares. Por salud, ecología y economía ¡siempre mejor productos de temporada!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.