Los beneficios del café

Todos, o casi todos los que tomamos café confiamos en sus efectos para ganar energía y, por qué no decirlo, para despertarnos a las horas matutinas. Sin embargo, en los últimos años se han descubierto otros muchos beneficios -y no solo a corto plazo- que van más allá de darnos una momentánea energía. Así que voy a darte 6 grandes razones por las que debes seguir considerando el café en tu dieta.

1.- Mejora tu rendimiento físico y reduce tu grasa corporal

La razón por la que la cafeína es un popular ingrediente en productos para reducir grasa corporal no es otra que porque tiene un efecto estimulante en el sistema nervioso central, y como consecuencia, incrementa el metabolismo de los ácidos grasos. La cafeína también mejora el rendimiento físico a través de múltiples mecanismos incluyendo esa movilización de ácidos grasos de los tejidos grasos del cuerpo. Algunos estudios demuestran que la cafeína ha logrado aumentar el rendimiento físico hasta un promedio de un nada despreciable 12%.

2.- Reduce tu riesgo de Alzheimer o Parkinson

El café tiene beneficios protectores neuronales a largo plazo. El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más común. En estudios previos, los consumidores de café tienen hasta un 60% menor riesgo de Alzheimer y demencia. El Parkinson es la otra gran enfermedad neurodegenerativa en la que se destruyen neuronas del cerebro. El café, de nuevo según estudios previos, puede reducir el Parkinson más de un 30%.

3.- Mejorar tu inteligencia

No solo a largo plazo, sino a medio plazo, el café puede aportarte beneficios neuronales. De nuevo tenemos que recurrir a la cafeína para explicar este efecto. Uno de los mecanismos principales de la cafeína en el cerebro es bloquear los efectos de un neurotransmisor llamado adenosina. Al bloquear la adenosina, el cerebro puede liberar y producir otros neurotransmisores involucrados en la concentración como la dopamina. Según algunos estudios, la cafeína puede mejorar el estado de ánimo, el tiempo de reacción o la memoria.

4.- Reduce tu riesgo de diabetes

Si la diabetes tipo II, caracterizada por altos niveles de glucosa e insulina, es una enfermedad altamente relacionada con estilos de vida, es lógico pensar que también es ampliamente prevenible con los hábitos de vida correctos.

En estudios que establecen asociaciones, el consumo de café ha sido una y otra vez asociado con menor riesgo de diabetes. La reducción puede ser superior al 50%, lo cual no es una cuestión menor.

5.- Protege tu hígado

Si el café, como hemos visto, es bueno para el metabolismo no es descabellado pensar que también es bueno para el hígado, un órgano muy involucrado en nuestro metabolismo en general.

El hígado tiene la tarea de metabolizar productos tóxicos como el alcohol, y también la fructosa. Múltiples estudios han demostrado que el café reduce el riesgo de cirrosis hasta un 80% y el de cáncer de hígado hasta un 40%.

6.- Mejora tu estatus nutricional

Tanto hablar de la cafeína, ignoramos que el café posee importantes vitaminas también. Por ejemplo, contiene dosis apreciables de vitaminas B1, B2, B3 y B5 así como pequeñas dosis de magnesio y potasio. De hecho, y debido en parte a su elevado consumo, es una de las principales fuentes de antioxidantes en la dieta occidental típica.

 

Aunque muchos de los citados estudios muestran una asociación con el café más que una causa-efecto, lo cierto es que es hora de ir quitando esta bebida de la lista negra y reconciliarnos con el mismo. Eso sí, dentro de una dieta saludable.Considera el café un aliado en dosis moderadas, pues ya sabes que nada nunca es bueno en exceso.