bizcocho-queso-limon


¡Hola a todos, qué tal esas vacaciones! Espero que estéis disfrutando y que de vez en cuando os paséis por la cocina para preparar alguna recetilla. Esta vez os traigo un bizcocho súper-esponjoso gracias al queso crema, y lleno de sabor por el zumo de limón y la glasa con la que lo cubrimos.

Es perfecto para acompañar un buen café, un Limoncello, o como un postre completo junto con un helado de limón o de vainilla. El verano es para disfrutarlo, ¡vamos a darnos un dulce capricho!

ingredientes

Ingredientes para 1 bizcocho:

  • 200 gr. de harina de repostería
  • 4 huevos
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 1 sobre de levadura
  • 1 tarrina de queso crema Delissy classic  (NUEVO: Arla Queso Crema)
  • 1 nuez de mantequilla Lurpak
  • 2 limones
  • 90 gr. de aceite de girasol especial repostería (sirve aceite de oliva normal sin problema)
  • 1 pellizco de sal

 

Preparación: 

En primer lugar separamos la yema de la clara de los huevos. Montamos las claras a punto de nieve (en la Thermomix se deja un par de minutos a velocidad 3-4, con batidora normal, pues ya sabéis, de abajo a arriba con las varillas, en un recipiente bien limpio). Reservamos.

paso1

En el mismo recipiente donde montamos las claras, ponemos las yemas con el azúcar y mezclamos bien. A continuación agregaremos el aceite, el queso Delissy, el zumo de un limón y la ralladura de su piel, y batimos bien.

paso2

Seguimos agregando la harina, la pizca de sal y y la levadura, y terminamos agregrando las claras montadas, lentamente y con movimientos circulares (con espátula) para evitar que se bajen.

paso3

Con una nuez de Lurpack untamos un molde de silicona y lo enharinamos. Vertemos la mezcla en él y lo introducimos en el horno a 180º durante 35 minutos. (Un truco para que no se tueste la parte superior (que luego será la base) es cubrirla con papel de aluminio durante los últimos 10 minutos).

paso4

Al terminar el tiempo, retiramos del horno y dejamos que se enfríe antes de desmoldarlo. Mientras, preparamos la glasa con el zumo del segundo limón y el azúcar glass. Lo vertemos sobre el bizcocho y ya solo tenemos que disfrutar de un bizcocho digno de los paladares más exigentes.

¡Buen verano!

bizcocho de limón y queso

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.