Artículos...
Y destacamos...

¿Tienes la sensación de estar siempre apagando fuegos? ¿Acabas el día completamente agotado pero con la sensación de no haber adelantado nada? ¿No entiendes por dónde se escapan tus horas? ¿No consigues encontrar tiempo para tus hijos, tus hobbies o las cosas que deseas hacer? Vivir con esa sensación puede ser agotador, el estrés y la frustración pueden terminar afectando tu carácter y tu salud y, en general, repercutir en tu vida negativamente. Si tienes problemas para gestionar el tiempo es imprescindible que te pongas manos a la obra. Hoy, en Feliz como una Perdiz, te traemos algunas ideas para que pongas en practica:

Si ya convives con algún animal, seguramente ya habrás experimentado sus múltiples beneficios. Si estás dudando en compartir tu vida, y la de tu familia, con una mascota, posiblemente te preguntas cómo te va a cambiar la vida y cómo se va a integrar el nuevo miembro.

“Nada cansa más que el recordatorio constante de una tarea sin acabar”. Esta frase del filósofo y psicólogo William James resume muy bien el tema que os queremos plantear hoy en “Feliz como una perdiz”. ¿Has pensado alguna vez en ello? Tener varias tareas sin terminar aumenta el estrés, divide la atención, dificulta el contacto con el presente, nos da la sensación de que no avanzamos y nos impide empezar cosas nuevas, pues la agenda parece siempre llena e inaccesible. ¿Lo peor? Con los años nos acostumbramos y lo hacemos un modo de vida.

música y salud

Todos sabemos que la música tiene muchos poderes, especialmente en nuestro estado de ánimo. La música tiene el poder de hacernos sentir más relajados, más alegres, más nostálgicos o más eufóricos. Y eso no es poco, ya hemos comentado varias veces que el estado de ánimo es uno de los factores más importantes de la salud. Pero recientes estudios o, mejor dicho, la puesta en común de más de 400 estudios en el campo de la neurociencia, nos muestran que la música puede hacer mucho más por nosotros: la música influye en nuestra forma de pensar, en nuestra forma de actuar, en nuestra forma de percibir y, finalmente, en nuestra salud. Hoy en “Feliz como una perdiz” hemos recogido unos cuantos ejemplos de estudios al respecto que nos han parecido sorprendentes:

ducha saludable

La ducha es algo que forma parte de nuestra rutina y de nuestras costumbres de higiene. Lo que muchos pasamos por alto es que la ducha puede ser mucho más que eso: una buena ducha puede ser equivalente a una sesión de masaje, a una buena crema de farmacia, a una terapia anti-estrés, a unas pastillas para dormir mejor… Por eso hoy en “Feliz como una perdiz” tratamos este tema ya que es muy fácil para cualquiera aprender a sacar lo mejor de esta parte de nuestra rutina.

conciencia plena

El mes pasado, en “feliz como una perdiz” aprendimos a meditar y, lo que es más importante en vidas aceleradas como las nuestras, a hacerlo en cualquier lugar, en cortos espacios de tiempo. Hoy nos ocupa un tema relacionado, la conciencia plena, y igual que hicimos el mes pasado, queremos trasladar ese concepto tan elevado a nuestro día a día más cotidiano.

A lo largo de este mes de mayo, el mes de las comidas del mundo en Naturarla, hemos ido rescatando recetas y otras ideas desde otros puntos del planeta y mezclándolas con nuestro día a día. Por eso este mes en “Feliz como una perdiz” queremos traer un concepto directamente desde el Tíbet… hasta el salón de tu casa, tu oficina, el vagón del metro o la sala de espera del dentista. Hoy queremos enseñaros que meditar… no es sólo algo que pertenece a los centros de meditación, a los grandes cojines y la posición de loto.

La semana pasada en “Vida natural en un mundo moderno” hablamos con nuestro jardinero y aprendimos que para que las plantas aprovechen la fuerza de la primavera debemos realizar ciertas tareas de puesta a punto: podar, abonar, proteger con insecticida… Hoy en “Feliz como una perdiz” aprendemos que nosotros funcionamos de forma similar: la primavera, con su aumento de temperatura y sobretodo con el aumento de horas de sol, provoca en nosotros una serie de reacciones químicas que, en resumen, nos hacen sentir más alegres, mejor con nosotros mismos, más activos sexualmente… Aunque si queremos aprovechar al máximo este empujón también deberemos realizar algunas tareas de limpieza interna y externa. Veamos cuales son:

Este mes de marzo en Naturarla es el mes del deporte. Por ello la sección “Feliz como una perdiz” de este mes sólo puede ir sobre el más conocido resorte de la felicidad: el deporte. El deporte y la felicidad van de la mano: el deporte nos ayuda a dormir mejor, a reducir la ansiedad, a canalizar la agresividad, a vernos más jóvenes y esbeltos, a potenciar el optimismo, a mejorar la autoestima… Pero el artículo de hoy no va sobre eso, va sobre algo que el 99% de la población se pregunta ¿Cómo alcanzar la constancia en el deporte?

Un hobby es una actividad cuya meta no es productiva ni económica: su motivación es la pasión y envuelve a aquel que la realiza, liberándole de toda la carga negativa que la rutina diaria nos deja: estrés, sedentarismo, aislamiento, tristeza… Hoy en “Feliz como una perdiz” queremos dar tributo a esa parte tan enriquecedora de nuestras vidas: los hobbies.