Artículos...
Y destacamos...

En nuestra vida diaria necesitamos desplazarnos, y desplazarse en una ciudad significa hacer frente al tráfico. El tráfico nos resulta algo cotidiano si vivimos en una ciudad y está presente en todo momento tanto si somos peatones, conductores o usuarios de cualquier tipo de transporte público. Aunque como adultos a veces no reparamos en ello, también los niños son personitas que circulan por nuestras calles. Ellos son peatones y son viajeros. Y debido a que aún no tienen bien desarrolladas capacidades como la percepción sensitiva, la psicomotricidad o el tomar decisiones frente a los problemas que les presenta el tráfico, siempre van a ir acompañados de un adulto. De forma más o menos trasversal, la educación vial se da a conocer a los niños en el ámbito escolar, sin embargo, es en el seno familiar donde empieza realmente la educación vial, y esta educación que llega de los padres será además la más importante, por dos razones bien sencillas: porque será la primera toma de contacto de los niños con su entorno y sus características, ya que se hace precisa antes de la escolarización, y porque serán justamente los padres los modelos a seguir por los hijos en cuanto a comportamiento vial se refiere. Como padres, tenemos entonces la responsabilidad de guiar a nuestros hijos con seguridad por la vía pública, dándoles pautas y conocimientos básicos sobre el funcionamiento del tráfico, desde el cariño, la comunicación y el diálogo, y, por supuesto, ser su ejemplo a seguir.

A través del dibujo los niños dicen muchas cosas de sí mismos. El papel garabateado va a ser su primera gran obra, un nuevo medio de comunicación y de expresión, y sobre todo un nuevo lenguaje. Además, el dibujo será la manera de conocer el estado de ánimo de nuestros hijos, ya que en él veremos lo que el niño siente, piensa, desea, lo que le inquieta, lo que le hace sentirse triste o alegre. Por eso los papás nos interesamos, o nos debemos interesar, por los dibujos que hacen nuestros hijos. Porque hemos de tener en cuenta que el dibujo infantil favorece la creatividad, ayuda al niño a tener más confianza en sí mismo, a expresar sus sentimientos, a madurar psicológicamente y permite además desarrollar la motricidad fina, es decir, aquella que se relaciona con el movimiento de los dedos, lo cual facilita los procesos posteriores de la escritura.

Fomenta la imaginación jugando con tus niños

Este año el verano ha tardado en hacer su aparición, pero las vacaciones veraniegas de nuestros niños han sido tan puntuales como siempre. Con ellas ha llegado el dilema de todos los años: ¿Qué podemos hacer para entretenerles durante estos meses de calor y vacaciones? Desde Naturarla queremos daros algunas ideas que alimenten en vuestros hijos el amor por la naturaleza y el respeto por el medioambiente a través del reciclaje, el sembrado, la observación de los seres vivos y de la creatividad.

embarazo y sexualidad

Desgraciadamente, existen muchas falsas creencias relacionadas con practicar sexo durante el embarazo. Sobre todo, resulta curioso que se hable tanto sobre el futuro niño y tan poco sobre el sexo, cuando es precisamente este el origen de los niños, porque a fin de cuentas, si venimos al mundo es gracias a la sexualidad.

protección solar

Sin duda una de las cosas que más nos preocupa a los papás y a las mamás con la llegada del verano es cómo proteger a nuestros hijos del sol, porque cuando el sol aprieta, ya estemos en la ciudad, en el campo, en la piscina o en la playa, hay que evitar que los peques estén demasiado expuestos a los rayos solares. No hay que volverse locos ni obsesionarse, pero sí ser conscientes de que la exposición al sol, sobre todo si es excesiva o muy prolongada, no va a ser buena para la salud de nuestros hijos, y por eso será mejor que tomemos algunas medidas.

internet niños

Si preguntáramos a padres y madres cuál es una de las cosas qué más les preocupa en la educación de sus hijos, tan vinculada hoy en día a los nuevos soportes tecnológicos, ya sean ordenadores, móviles o tablets, seguramente nos dirían que el uso que los niños hacen de internet o las cosas que pueden encontrar en la red. Internet es parecido a la vida real, hay cosas que están bien y cosas que están mal.

niños dormir

Nos ocurre a los padres, y todavía más a los abuelos, que padecemos la obsesión de querer abrigar muchas veces en exceso a nuestros hijos y, cuando duermen, querer que estén siempre tapados. Menos mal que, para contrarrestar esta manía tan de padres, están ellos, los bebés y niños que, por instinto, van a tratar de destaparse, y si pasan calor por llevar demasiada ropa de abrigo nos lo van a decir o llorarán para comunicárnoslo. No os obsesionéis, es un fenómeno frecuente, que suele cambiar a partir de los 6 o 7 años. Si preguntáis a otros papás os dirán lo mismo: por más que ellos los tapen, sus hijos siempre van a destaparse.

Ser padres

Quien tenga o haya tenido niños a su cargo lo sabrá: mantener a un niño ocupado 24 horas al día es una tarea de malabaristas. Hay situaciones que son sencillamente incompatibles con ese anhelo de…