comidas playa-


Estos días, ya sea porque estamos de vacaciones, o porque nos gusta exprimir al maximo el tiempo de ocio, lo más normal es comer poco en casa. Para disfrutar al máximo de estos días es importante planificar un poco el menú teniendo en cuenta dos cosas: que sea nutritivo y, sobretodo, que sea sencillo de preparar, transportar y comer. ¡Son días en los que la prioridad es disfrutar!

Un desayuno consistente
El desayuno es siempre muy importante, pero si se va a pasar un día al aire libre y haciendo deporte, un buen desayuno energético y equilibrado es esencial. Es importante recordar que los alimentos de alto índice glucémico, como los dulces, liberan la energía de forma rápida y nos producen picos energéticos y “bajones”, por eso no son lo más recomendable para un día en la playa, menos aún si vamos a pasar el día en la montaña. Es mejor un desayuno basado en cereales integrales, lácteos y fruta. También podemos incluir fiambres, pan integral con mantequilla y otros productos como aguacate, anchoas, humus, tomate…

Hidratación
La hidratación es imprescindible. Si quieres disfrutar de un día agradable en la naturaleza, asegúrate de que no te falte hidratación, pues con la deshidratación llegan la fatiga, los calambres y el mal humor. Cada persona beberá unos 2 litros de agua al día como mínimo (si hace calor probablemente más). Puedes optar por las bebidas isotónicas, que además de rehidratar el cuerpo, aportan nutrientes y sales que perdemos a través del sudor y que son imprescindibles para nuestro rendimiento. Prepara una bebida isotónica casera con agua, zumo de naranja o limón, sal, azúcar y bicarbonato. ¡Y no olvides meterla en el congelador! Con el calor de agosto estará fresquera en una rato, y ayudará a mantener fríos otros elementos de tu nevera.

Varias comidas ligeras
Lo aconsejable es realizar 5-6 comidas ligeras a lo largo del día, ya que esa es la forma de sentirnos a todas horas llenos de energía, sin llegar a sentirnos hinchados y fatigados. Para ello es aconsejable llevar cosas que puedas picotear en cualquier momento y que sean nutritivas: fruta fácil de pelar como plátanos o cerezas, una bolsita de frutos secos, unas barritas de cereales, una zanahoria… Si nuestro destino es la playa, deberemos colocar la fruta entre las bebidas frías y los hielos, para asegurarnos que no se calienta demasiado con el sol.

Sandwich HavartiLa comida principal
Cuando planifiquemos la comida principal la sencillez debe primar, debes pensar en cosas que no necesiten cocción pero que aporten energía y vitaminas. Un buen bocadillo o un sandwich completito es un clásico: fácil de comer y tan equilibrado como los ingredientes que elijas. Recuerda que el pan debe ser integral si quieres mantener constantes tus niveles de energía, especialmente si vas a la montaña o si vas a hacer deporte en la playa. Ensaladas y ensaladillas son muy buenas para esta época, cuando estamos horas bajo el sol se agradece algo fresco, pero necesitaremos una nevera portátil en la que mantenerlas frescas. Nuestro consejo es que lleves el aliño a parte en un pequeño frasco y lo añadas en el momento de comer. Unas conservas tampoco son mala idea (aceitunas, boquerones, pepinillos) aunque recuerda que deberás llevarte las latas vacías a casa ¡debemos ser respetuosos con la naturaleza! Por último una buena idea para los amantes de los andaluz: llena una botella de plástico con gazpacho y métela en el congelador. ¡Para cuando llegue la hora de la comida tendrás gazpacho fresquito para combinar con tu sandwich!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.