Consejos para ahorro energético en invierno


Durante el invierno el importe de las facturas de consumo energético se disparan. Incluso aunque te puedas permitir grandes gastos en este sentido, por respeto a la Naturaleza y sus recursos limitados debemos tomar medidas para ahorrar energía en casa. Las sugerencias que os contamos a continuación son muy sencillas. Te ayudarán a ahorrar en las facturas de electricidad, agua y gas durante los meses fríos.

Medidas de ahorro energético durante el invierno

  • Aprovecha el calor del sol

En España, el sol en invierno siempre nos regala un poco de luz solar. No es igual en los oscuros países nórdicos que apenas tienen cada día unas pocas horas de claridad. Para aprovechar la luz solar recuerda abrir siempre por la mañana las cortinas. Durante la noche, ciérralas y así evitas la pérdida de calor a través de los cristales.

  • Aumenta el aislamiento de puertas y ventanas

Consulta a algún experto que te ayude en la instalación de visillos plásticos en puertas y ventanas. Con estos plásticos puedes evitar la pérdida de calor e infiltración del frío exterior. No permitas fugas de calor por ningún orificio o rendija. Existen además plásticos especiales que se adhieren a los cristales y aumentan el aislamiento.

  • Mantenimiento del sistema de calefacción

Cualquiera que sea el sistema de calefacción o dispositivo de calentamiento que utilices, realiza un pequeño mantenimiento del mismo (limpieza de filtros, rejillas, limpieza de estufas…) previo a los meses de frío. Un correcto mantenimiento garantiza que funcione mejor el sistema y ahorres energía.

  • Reduce la temperatura del calentador de agua

No hace falta quemarse las manos con el agua de la ducha y del lavamanos. En invierno, es recomendable reducir la temperatura del calentador de agua, porque para mantener alcanzar temperaturas altas éste llega a consumir hasta un 18 % de la energía eléctrica de casa.

  • Alternativas de iluminación más eficientes y cálidas

En el invierno puedes recurrir a las velas (su luz es cálida y crea ambientes muy acogedores). También puedes emplear lámparas de led (bajo consumo) para todas las luces decorativas de Navidad y fiestas de fin de año. Los leds consumen un 90% menos de energía eléctrica y ofrecen igual cantidad de luz. Y siempre recuerda que al abandonar una habitación debes apagar las luces.

  • Busca un termostato inteligente

Hay muchas opciones de termostatos inteligentes en el mercado, que puedes programar con la temperatura deseada en casa. Si no estás en tu hogar, mantener la temperatura elevada no tiene sentido. Es un gasto innecesario. Investiga las opciones de termostatos inteligentes que se autorregulan según las horas del día y la temperatura interior en casa, o un termostato programable que regule las horas en que necesitas más o menos calor. Atención a este dato: con que solo reduzcas en un grado la temperatura del termostato consigues un ahorro energético entre un 1 y un 5 %.

  • Reordena las habitaciones

El invierno es un buen momento para acomodar los muebles de las habitaciones de manera que aproveches mejor las zonas de más calor en tu hogar. Analiza las entradas de sol, las paredes, las puertas… y en el sitio más caliente, instala los sillones, el sofá y los otros muebles donde habitualmente permaneces mucho tiempo. También las grandes y medianas alfombras en el suelo ayudan a evitar la pérdida de calor. Busca cortinas gruesas y de tejidos ‘aislantes’ para las ventanas y luego puedes sustituirlas por otras más ligeras cuando llegue la primavera y el verano.

El consumo de energía innecesaria en el hogar es un látigo en tus bolsillos y una amenaza al medio ambiente. Unas pocas medidas inteligentes, marcarán una gran diferencia en tu consumo energético y las facturas.

¡Descubre nuestros tips para ahorrar en la cocina!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.