Trucos Cómo aliñar aceitunas

Las aceitunas de mesa son un saludable aperitivo para toda la familia. Generalmente se preparan con las variedades manzanilla, hojiblanca, gordal, la arbequina o la empeltre. Desde tiempos antiguos han sido un alimento importante en la dieta mediterránea. Y si deseas aprender a prepararlas en casa, sigue leyendo… Hoy te enseñamos a aliñar las olivas.

La aceituna generalmente tiene un sabor amargo. Para hacerlas más agradables al paladar se les somete a un proceso de curado o salazón y luego aliñado. Cada familia que se dedica al cultivo de olivas tiene sus propios métodos y recetas para aliñarlas. También en el proceso de aliñado influye el grado de madurez de la aceituna: inmadura (verdal) o madura (negra). Y hay que tener en cuenta si las prepararemos enteras, rajadas o machadas. Te aconsejamos que las hagas enteras porque así te duran más, aunque el sabor es menos intenso que si las rajas o machacas.

El proceso es sencillo y consta de dos fases esenciales: retirar el amargor (endulzar)  y aliñar (poner ingredientes para darles sabor).

Pasos para aliñar las aceitunas enteras

Ingredientes:

  • Aceitunas
  • Sal
  • Agua
  • Ajo
  • Hierbas aromáticas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • ¡1 kilo de paciencia!

Elaboración de las aceitunas aliñadas

1.- Lavamos muy bien las aceitunas para eliminar el polvo y la suciedad que se adhiere a la piel durante la recolección en el campo.

2.- Ponemos las aceitunas en recipientes con agua durante 15 días. Cada mañana le cambiamos el agua.

3. Pasado este tiempo, las enjuagamos y descartamos las aceitunas que tienen mala apariencia o imperfecciones.

4. Ahora es el momento de aliñar las olivas. Lo aconsejable es usar tarros de cristal de tamaño mediano, así en caso que alguna aceituna se estropee no arruinamos toda la producción. No olvides esterilizar los recipientes.

5. Para el aliñado ponemos en el fondo del recipiente dos rodajas de limón, dientes de ajo, hinojo, tomillo, romero, laurel… La selección de hierbas va a gusto del consumidor. Y algo de especias como pimienta o guindilla. A continuación rellenamos el recipiente con las aceitunas y en la parte superior volvemos a cubrimos las aceitunas con un poco de los condimentos ya mencionados.

6. Añadimos a este recipiente una salmuera (2 cucharadas de sal y 1 taza de vinagre de vino por cada litro de agua).

7.- Al final y para cubrir el agua salada y las aceitunas, agregamos unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra. El aceite forma una capa protectora en la parte superior para que no penetre el oxígeno y eche a perder las aceitunas. Importante: las olivas no deben sobrepasar el nivel del líquido.

8.  Esperamos 60 días antes de consumir las olivas enteras.

 

Esta es solo una variante de las cientos de formas que te puedes encontrar para aliñar aceitunas de mesa. Como has podido ver es un proceso largo –auténtico slow cooking– con resultados que ameritan el esfuerzo.

Nada como tener tus propias olivas para comer como aperitivo acompañadas de un delicioso queso Arla Apetina