sopa-


Como buena receta francesa, la mantequilla es el secreto del éxito. El resto de ingredientes son cebollas dulces, vino blanco, caldo de verduras, queso rallado, ajo, pimienta, sal y una baguetteRecomendamos esta sopa suave y melosa para los días en los que uno llega a casa agotado del trabajo.

¡Empezamos!

1_ Lo primero, tendremos que preparar un litro y medio de caldo con las verduras que tengamos en casa (zanahorias, puerros, calabaza, calabacín, cebollas…) Después de cocer, colamos y dejamos reposar.

2_ Ahora vamos a caramelizar la cebolla. Tendremos que cortar tiras muy finas y rehogar a fuego lento con mantequilla. Es importante que las cebollas queden transparentes, nunca doradas. Añadiremos una cucharada de harina para espesar la sopa. También, medio vaso de vino blanco. No olvidemos, remover de vez en cuando.

3_ Sumamos el caldo al rehogado y llevamos a ebullición, después de nuevo a fuego lento.

4_ Cortamos la baguette en rebanadas finas y las untamos con un diente de ajo. Repartimos la sopa en cuencos y dejamos flotando una rebanada para cada comensal.

5_ Antes de meter al horno, espolvoreamos un paquete de Finello Pasta. Gratinamos a 200º durante cinco minutos y servimos caliente.

Bon apétit!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.