Consejos para llevar una vida saludable en 2016


Durante estas fechas navideñas, nos hemos adentrado en una época de familia, amigos, grandes comidas y muchos regalos. Pero, sobre todo, hemos pasado unos días en los que parece que la felicidad y alegría parecen casi obligadas. Y tenemos razón cuando muchas veces acabamos diciendo que todos los días deberían ser Navidad para resaltar las bondades de nuestros hábitos y nuestro propio espíritu en este tiempo.

Deberíamos por tanto intentar ser felices todos los días posibles, el máximo tiempo posible. Pues la felicidad no es un estado que se alcanza como en una carrera, sino que debe ser practicado y alcanzado todos y cada uno de los momentos y días de nuestra vida. Para poder ayudarte en este propósito, he aquí 7 hábitos que os ayudarán a ser más felices.

1.- Bebe suficiente agua

Esta recomendación, redoblada en verano, la habrás oído numerosas veces desde tu infancia. Seguro que tu madre, intentando que bebas menos refrescos, también te diría no pocas veces cuán importante es que bebas agua. Lo que quizás no te habías planteando hasta ahora es que beber suficiente agua contribuye a que seas más feliz por la sencilla razón de que incluso la deshidratación moderada puede contribuir a un peor estado de ánimo. Sin ir más lejos, un estudio de 2012 demostró esto mismo en un grupo de mujeres jóvenes.

2.- Cultiva tus amistades

Esto no debería sorprendernos al menos a la luz de todos los análisis de los últimos años y décadas de qué hacen diferente del resto las poblaciones más longevas del planeta. Y sin duda la felicidad es un factor que influye en la felicidad. Y es que tales estudios han corroborado una y otra vez que las poblaciones longevas como suele ser la de la isla Okinawa (donde está la población más longeva del planeta) mantienen lazos de amistades y familiares muy estrechos.

3.- Busca grandes experiencias

Un viaje a Nueva York o un crucero inolvidable, montar en helicóptero o asistir a ese musical que tanto te fascinó… disfrutar de este tipo de grandes experiencias redunda en tu bienestar. Hay incluso estudios que afirman que experiencias extremas como hacer puenting, paracaidismo o montar en helicóptero (aquéllas que nos enfrentan a situaciones de temor) son un factor a tener en cuenta para disfrutar más de la vida en tanto nos hacen más conscientes de la limitación de nuestro tiempo y nos hace aprovecharlo y disfrutarlo más y mejor.

4.- Haz ejercicio

Cada vez que vamos al gimnasio o jugamos a algún deporte o sencillamente caminamos nos sentimos mejor. También habremos oído de la adicción del deportista al ejercicio. En gran parte esto se debe a las endorfinas –moléculas asociadas al bienestar y la felicidad- que liberamos al hacer ejercicio físico. Éste se ha asociado a través de múltiples estudios con menor depresión y sensación de ansiedad.

5.- Emplea tiempo en la naturaleza

Un estudio británico de 2013 era bien claro con su título: “La felicidad es mayor en la naturaleza”. Cuando pasamos un día o una temporada en la naturaleza (el campo, la montaña…) nuestra sensación de bienestar se incrementa. Se cree en parte porque aumenta esto nuestra sensación de conciencia del mundo y de nosotros mismos, nuestro tiempo y nuestro cuerpo. Algunos psicólogos y expertos han encontrado similitudes del tiempo empleado en la naturaleza con la meditación o incluso experiencias espirituales. Así que emplear un día en el campo no sólo oxigena tu cuerpo, sino tu mente y te infunde felicidad.

6.- Sé voluntario

No se trata necesariamente de embarcarse en una labor de voluntariado todos los días del año o irse a una misión en un país lejano aunque sin duda también estos actos entrarían en nuestro listado de opciones. Pequeñas acciones de voluntariado y solidaridad nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con los demás y esto irremediablemente redunda en que seamos personas más felices. Un estudio de 2008 fue claro: gastar dinero en otros mejora nuestra felicidad.

7.- Asiste a eventos culturales

¿Has notado al ir al teatro, al cine o a un museo que te sientes después algo mejor? No sólo eres tú, pues la ciencia espera que este efecto se produzca en la mayoría de nosotros.

Este mes de enero os propongo ir a actos culturales, realizar actos solidarios, no descuidar el ejercicio, cuidar de tus relaciones familiares y amigos, mantenerte hidratado y en contacto con la naturaleza y plantearte alguna gran experiencia para este nuevo año. La recompensa, ser más feliz, no es menor.

¡Quiero empezar a comer bien este año! Descarga gratis nuestra guía de alimentación y empieza desde ya a llevar una dieta sana y equilibrada.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.