receta_david-julio


No hay nada mejor que un plato refrescante, sencillo de elaborar y rápido en su preparación para estos calores, y además, utilizamos el queso “Lactofree”,  pensado para quienes no pueden tomar productos lácteos por su contenido en lactosa. Siendo éste, un producto muy versátil, nos proporcionará infinidad de fórmulas para elaborar multitud de recetas. Además podrás utilizarlo en aquellas recetas donde se utilizan los quesos de untar comunes. Vamos con la receta;

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 aguacates maduros
  • 100 gr. de queso “Lactofree”
  • 4 tomates cherry o de rama pequeños
  • 8 langostinos cocidos
  • Cebolla frita crujiente (la venden ya hecha y muy crujiente)
  • El zumo de ½ limón
  • Pasta filo y 1 nuez de mantequilla
  • Cilantro fresco y sésamo tostado
  • Aceite de oliva virgen, sal y pimienta

 

 

Preparación:

Para los crujientes de sésamo, utilizaremos unos canutos de metal para poder enrollar tiras de 1 cm. Untaremos los canutos con la mantequilla derretida, y después por fuera también. Espolvorearemos con el sésamo, añadiremos un poco de sal y lo meteremos al horno precalentado a 170ºC, hasta conseguir que se doren, los reservaremos.

 

 

 

 

Cortaremos los aguacates por la mitad, y con la ayuda de una cuchara, sacaremos la carne despojando la piel. En un robot de cocina, añadiremos la mitad del aguacate, el queso Lactofree, un poco de sal, un chorrito pequeño de aceite de oliva y el zumo de medio limón.

 

 

 

Trituraremos todo el conjunto hasta conseguir una crema fina, antes de nada, comprobaremos de sal. En el fondo de la copa, colocaremos los tomates cortados a rodajas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguidamente, rellenaremos por encima de los tomates con la crema. Y con la crema sobrante haremos una con más contenido en aguacate, es decir, la volveremos a triturar con el resto del aguacate que faltaba y con unas hojas de cilantro fresco. Así, conseguiremos dos cosas, primero, potenciar la vista, y segundo, conseguiremos un contraste muy agradable, por un lado, una parte más grasa y de tonos lácteos, por la otra, más verde, más refrescante y con más sabor a aguacate.

 

 

 

Sólo nos quedará, colocar los langostinos, un montoncito de cebolla frita y el crujiente de sésamo.

¡Que aproveche!

 

Consejos:

  • Esta crema, puedes prepararla con un poco de antelación y reservarla en la nevera, sólo acuérdate que los crujientes debes ponerlos en el momento de servirla para evitar que se pongan blandos.
  • Si quieres darle un toque más diferente, puedes utilizar lima en lugar de limón.
  • Cuidado con el cilantro, es una hierba muy especial pero a la que no estamos tan acostumbrados, si no la conoces, empieza por usar poca cantidad, eso sí, no renuncies a ella.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.