crema de lechuga receta


Inma E.

¡Hola a todos! Hoy os traigo una receta que me llamó mucho la atención la primera vez que la probé. Hasta hace poco pensaba que la lechuga era un ingrediente que básicamente se utilizaba en las ensaladas, pero puede emplearse en todo tipo de platos, como esta crema. Os animo a que la probéis porque os va a sorprender mucho su sabor, y además es muy sana y baja en calorías (y facilísima, ahora lo veréis).

Espero que os guste, a mi me gusta la versión que os explico a continuación, pero también podéis prepararla más líquida, añadirle al final un chorretón de nata, o servirla fría… En fin, eso ya es a gusto del consumidor :), ¡que aproveche!

 

receta crema lechugaIngredientes para cuatro personas:

  • 3 corazones de lechuga (también sirve una lechuga normal)
  • 3 puerros
  • 1 calabacín
  • 1 diente de ajo
  • 6 hojas de hierbabuena
  • 1 vaso de leche desnatada
  • 1 paquete de Finello Pizza light
  • 1 chorrito de aceite de oliva, y un pellizco de sal

 

Preparación:

Ponemos a calentar un chorrito de aceite en una olla, y cuando esté caliente, agregamos los puerros, el ajo y el calabacín cortados a cuadraditos y sofreímos a fuego alto unos 5-7 minutos. Cuando estén bien pochaditas las verduras, agregamos las hojas de hierbabuena, un pellizco de sal, y un par de vasos de agua (tiene que cubrir las verduras, pero por poco) y dejamos hervir durante 10 minutos a fuego alto.

paso1

Ahora es el turno de agregar la leche y el paquete de Finello (este queso, a pesar de ser light y de ser una especie de mozzarella para pizza, tiene bastante sabor y aporta un toque estupendo a los platos, me gusta mucho cocinar con él). También añadiremos los corazones de lechuga en trocitos, y dejamos hervir 10 minutos más a fuego alto, removiendo de vez en cuando para que no se pegue el queso al fondo. Ya solo queda triturarlo bien, y darle la consistencia que queramos.

paso2

Para emplatarlo podemos llevarlo a la mesa con un poquito de Finello por encima, o con trocitos de pan tostado, taquitos de jamón… en fin, hay mil opciones. ¡Hasta la próxima receta!