leche-productos-lacteos


Las madres y las abuelas siempre lo han dicho. Que la leche es un alimento nutricional muy completo. Repasamos el porqué de esta sabia afirmación.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el aporte en hidratos de carbono, proteínas y sodio. Además, la leche fuente importante de vitaminas. La vitamina A que mejora el estado de la piel y los problemas de vista. Y por otro lado, la vitamina D que contribuye a la absorción y utilización del calcio y fósforo.

Aunque otros alimentos como las legumbres, hortalizas o pescado contienen calcio, este se encuentra en grandes cantidades en los productos lácteos. Por eso, su consumo es especialmente adecuado en la infancia y adolescencia (que es cuando se consolida la etapa de desarrollo óseo). Los expertos recomiendan doblar la cantidad recomendada durante el embarazo y lactancia así como en deportistas ya que los productos lácteos contribuyen a aumentar y conservar la masa muscular.

En el estudio ‘Importancia nutricional y metabólica de la leche‘, se establece que el consumo de leche puede ser un factor de prevención de la obesidad y sobrepeso. Tanto por “su efecto directo en los hábitos dietéticos como por el efecto de sus compenentes, principalmente el calcio, en el metabolismo de los lípidos y la formación de adipocitos”.  

La pirámide NAOS elaborada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda un consumo diario de leche, yogur y queso. Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, una dieta debe incluir de 2 a 4 lácteos al día (entendiendo como lácteo, un vaso de leche, dos o tres lonchas de queso o dos yogures).

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.