Dulces de Semana Santa Torrijas y rosquillas

Se acerca Semana Santa y con ella llegan a nuestro paladar una amplia gama de dulces típicos. Son pequeños placeres que forman parte de la tradición culinaria en ciertas regiones de España y el resto del mundo. Esta semana te contamos curiosidades y aspectos poco conocidos de los dulces típicos de Semana Santa.

Dulces de Semana Santa: las torrijas

 

Las torrijas van perfectas como desayuno, postre y merienda. Son muy fáciles de preparar y en Pascua se convierten en las reinas de los dulces en ciertas zonas de España. Las torrijas sirven para aprovechar el pan duro del día anterior. Apenas un poco de leche, azúcar, canela, huevo para rebozar, se fríen y … ¡Listo! Y a disfrutar de estas humildes y deliciosas torrijas. Ya desde tiempos de los romanos se tomaban las torrijas. En aquella época eran como especie de galletas de trigo que se remojaban en miel y licor.

Fuera de España existen algunas variantes de las torrijas. En Francia, por ejemplo, le llaman Pain Perdu y usan mantequilla para freírlas, en lugar de aceite. En Inglaterra las bautizaron como Poor Knights of Windsor, y no es que la coman con espadas, sino que le dan un toque de jerez y le untan mermelada en lugar de miel. Nuestros vecinos en Portugal les llaman Rebanadas, pero allí se esperan hasta Navidad para hacerlas. Echa un vistazo a nuestra receta de las torrijas aquí »

 

Dulces de Semana Santa Torrijas

Dulces de Semana Santa: las rosquillas

 

Las rosquillas fritas son una receta típica de Semana Santa muy fácil de preparar. Tienen similares ingredientes a las torrijas (con variaciones): leche, anís, azúcar, harina, levadura, huevo, aceite de oliva para freír. Son muy entretenidas para hacer con los niños, y una vez tienes la masa de harina fermentada frita -con su típico agujero en el centro-  se espolvorean con azúcar mezclada y canela en polvo. Y de nuevo, ¿sabías que los orígenes de las rosquillas que consumimos en España también vienen de la cocina romana?

 

Dulces de Semana Santa Rosquillas

Dulces de Semana Santa: los pestiños

 

Los pestiños se elaboran con una masa de harina frita. Sus esquinas luego se juntan en el medio formando una especie de lazo. Los pestiños son típicos en Andalucía, una herencia árabe y lo curioso es que se les añade sal a la masa. ¿Un dulce con sal? Sí, es para darle un contraste de sabor. En lugar de levadura, se le pone bicarbonato a la masa para que se hinche. ¡Un delicioso dulce de Semana Santa y Pascua!

 

Dulces de Semana Santa Pestiños

Dulces de Semana Santa: la leche frita

 

La leche frita se prepara parecido a la bechamel, sólo que en dulce y al final se reboza y fríe. Es un postre típico del norte de la Península. Si quieres un toque especial en la leche frita, prueba a añadir nueces troceadas. El procedimiento de elaboración es más o menos similar a los dulces anteriores: leche cuajada y cortada en rectángulos que se pasa por harina y huevo batido. Se fríe en aceite bien caliente y a comer. Antes de servir se espolvorean en azúcar y canela en polvo. Os recomendamos servir con frutos rojos que crean un delicioso contraste.

Dulces de Semana Santa Leche frita

Receta de la Mona de Pascua 01

Te contamos cómo preparar una Mona de Pascua, ¡nos cuenta el paso a paso de esta receta el cocinero David García! Un plan estupendo para hacer con niños durante las vacaciones.