Ya sabemos que una dieta equilibrada debe estar formada en gran medida por frutas y verduras y que éstas deben ser consumidas diariamente. Hoy queremos hablar de una verdura en concreto que ha sido denominada “hortaliza milagrosa”, no sólo por sus ricas propiedades nutritivas, sino también por su contrastado efecto anticancerígeno. Esta sabrosa verdura no puede faltar en ninguna dieta.

El brócoli: una de las verduras más nutritivas

Vitamina C, A (principalmente beta-caroteno), ácido fólico, calcio, fibra… Esta hortaliza es rica en decenas de nutrientes esenciales para nuestra salud y bienestar. En realidad, se considera una de las verduras con mayor valor nutritivo.

¿En qué se traduce eso? El brócoli es calmante, es laxante y diurético, antiinflamatorio y antioxidante y bueno para aquellos que padecen hipertensión, colesterol elevado o estreñimiento. Además, tal como os comentamos en un reciente artículo sobre MoodFood, el brócoli nos ayuda a mantener estables nuestros niveles de azúcar, evitando que nos falte la energía y sintamos deseo de consumir algo dulce para aguantar el ritmo diario.

 

El brócoli: anticancerígeno natural

El brócoli pertenece al grupo de las verduras crucíferas. Organizaciones de la salud han subrayado la importancia de las verduras crucíferas y las han definido como alimento imprescindible en una dieta ¿Por qué? Además de sus valores nutritivos, están contrastadamente relacionadas con una menor incidencia del cáncer en general. Y concretamente el cáncer de próstata, de mama y de ovarios.

Ya hace décadas que las estadísticas demostraron una menor incidencia de cáncer entre consumidores de brócoli. Recientemente los estudios demuestran que, efectivamente, el brócoli posee distintos fitonutrientes que resultan efectivos tanto en la prevención como en la lucha contra los tumores, especialmente cierto tipo de tumores mamarios. Toda la familia de verduras crucíferas (col, coliflor, repollo, nabo…) ha resultado ser un auténtico remedio natural que nos ayuda a luchar contra esta extendida enfermedad.

 

Cocinar y comer brócoli

A pesar de lo saludable que es el brócoli y de que se aconseja incluir verduras crucíferas en la dieta varias veces por semana, muchos de vosotros no sois amantes del brócoli o no sabéis cómo utilizarlo en la cocina.

Para empezar es necesario comprar un brócoli fresco y de calidad y aprender a conservarlo. Se trata de un alimento muy perecedero que se deteriora en contacto con el oxígeno, así que si lo compramos sin envasar y aun tiene aspecto verde y fresco, podemos estar seguros de que se ha recogido recientemente. Si lo guardamos sin lavar, en una bolsa abierta y en la parte inferior de la nevera, puede durar una semana en óptimas condiciones.

La forma más sana de comer todas las verduras y también el brócoli es al vapor. Si cocinas el brócoli al vapor en lugar de hervido, conservará mejor todas sus propiedades y también estará más sabroso. Podéis probar con trucos como añadir al agua un chorro de limón, orégano o albahaca, le dará un toque especial. También podéis darle un toque final dejando derretir algo de mantequilla de buena calidad encima y espolvoreando un poco de pimentón o de queso rallado: sencillo y excelente. Nosotros os recomendamos, por supuesto, la mantequilla Lurpak, que le dará al plato un valor añadido gracias a su genuino gusto y su suave textura. Otra opción es rehogarlo en un poco de aceite o mantequilla y probar combinaciones con vuestras verduras y condimentos favoritos: salsa de soja, cayena, tabasco… Y por último, como no, nuestro amado queso es uno de los mejores compañeros del brócoli. Probad a dar el toque final con un buen queso rallado, como puede ser Finello Pasta o gratinar las verduras con un poco de Finello Tex-Mex para darle el toque especiado y tendréis un plato sano a prueba de niños. O si buscáis algo más sofisiticado podéis probar  con un buen queso azul de la gama Castello ¡Los tenéis para todos los gustos!

Coliflor gratinada con queso azul, Tarta de brócoli, Pasta con pollo y brócoli… Son algunas de las recetas que ya hemos publicado en nuestro blog que contienen estas sanísimas verduras. ¡Como sabéis nos gusta incitar a que os cuidéis!

También te puede interesar

8 comentarios

  1. Marianela dice:

    Otro alimento que tendré que aprender a comer, ya que parece ser tan bueno. Agradezco las sugerencias y las recetas.

    • Natalia Berger dice:

      Gracias a ti por seguirnos. Ya nos contarás si se te ocurre una nueva forma de cocinarlo ¡puedes compartirlo con el resto de la comunidad!
      Un saludo

    • Rodrigo dice:

      Tambien un truquillo para no tener que utailzir la nata en las cremas de verduras para que tengan la textura, es que sofredo bastante cebolla, luego pongo la verdura o de lo querais hacer la sopa. Al batirlo con la cebolla espesa y queda la misma consistencia que si hubieramos puesto nata a las cremas de verduras. Ademas de ser me1s ligera , es diuretica. Yo soy naturf3pata y se lo recomiendo a los pacientes, de esta forma pueden comer con salsa o las cremas de verduras como si les pusieran nata. no los vais a notar ni siquiera en el sabor ya que es importante sofreedrlo antes de cocer. Un abrazo.

      • Natalia Berger dice:

        Hola Rodrigo,

        Muchas gracias por el consejo. ¡Lo probaremos!

        Un saludo

  2. Jose dice:

    ¡Hola! Espero que os guste este enlace, donde voy colgando las recetas que últimamente voy creando o las que me pide la gente. Llevo experimentando con el brócoli, la coliflor y el nabo desde hace muchos años, para hacer platos que agraden a los más jóvenes y para utilizar toda la planta. En este blog podréis ver un plato, Dolma o dolmada, para el que he usado la hoja del brócoli y que con variaciones, permite muchas otros muchos rellenos.
    Ahora he llegado a un acuerdo con un payes, para que traiga al mercado el nabo con sus hojas, cuando tenga un plato elaborado con ellas, lo subiré al blog.
    Jose Jerez
    Chef P-pone

    • Natalia Berger dice:

      Hola Jose,
      Apreciamos tu aportación y seguro que muchos de nuestros lectores estarán encantados de conocer esas recetas con brócoli y nabo tan sanas. No es fácil encontrar recetas diferentes con ese tipo de verduras. ¡Pero has olvidado el enlace a las recetas! Déjanos el enlace y así podremos conocer y probar esos originales platos.

    • Andre dice:

      Hola. Quiero daros un truco para hacer cremosa una salsa de carne, pollo o pecasdo que es mas ligera que usar la nata de cocinar. He vivido en la India, en Tailandia y sSngapur. Alled se utiliza muchisimo y da un sabor increible a las salsas. En ves de utilizar la nata cuando la salsa este que le falte un minuto, echarle dos cucharadas soperas de yogur natural que este9 batido y sin azucar. queda cremoso como con la nata . Probarlo os encantare1.

      • Natalia Berger dice:

        Gracias Andre por tu aportación ¡habrá que probarlo!

Deja aquí tu comentario

 

Suscribirse sin comentar