plantas-en-verano


Natalia Berger

Los meses de verano ponen a prueba la resistencia de las plantas en nuestras terrazas y balcones. Las altas temperaturas y las vacaciones causarán algunas bajas, aunque al contrario de lo que se cree, la mayoría de estas bajas se producen por exceso de humedad, ya que ésta es mucho más perjudicial para la planta que la sed. Pasemos a ver los principales puntos que debemos tener en cuenta para que nuestras plantas lleguen hermosas a octubre.

Cada planta es un mundo

Aunque los consejos que os damos se puedan aplicar de forma general, una de las principales bellezas de la jardinería es que las plantas, como las personas, tienen necesidades distintas. Para mantener a tus plantas siempre en buen estado deberás aprender a conocer cada una de ellas y los cuidados que requiere.

Regar

plantas vacacionesComo decíamos al principio el agua que le demos a una planta debe ser siempre la necesaria y no excesiva, el éxito se esconde en ese equilibrio pero ¿cómo saber que le estamos dando la dosis de agua correcta? Los factores son muchos, desde el tipo de planta, al tipo de tierra, pasando por la ubicación, el clima, el tipo de maceta… Y aunque todos esos factores puedan servir como guía, lo más importante al final será la observación. Pero ¡ojo!, durante estos días de calor es habitual que la parte superior de la tierra se vea seca mientras que muchas veces en el interior de la maceta hay agua suficiente. Si no nos aseguramos podríamos ahogar nuestras plantas antes de que termine el verano. Para conocer el estado real de la tierra, lo mejor es usar un palo, introducirlo en la tierra y comprobar si está húmedo al salir.

El regado en verano no debe realizarse durante las horas de sol. Para evitar la evaporación de agua, por un lado, y también para evitar que la combinación de gotas de agua y rayos de sol dañen las hojas de la planta.

También es importante tener en cuenta que el agua sobrante de las macetas arrastra buena parte de los nutrientes de la tierra. Es una buena idea colocar platos para recoger esa agua y usarla para regar otras plantas.

Limpieza

Aunque todo el mundo contempla el regado como una labor esencial del cuidado de las plantas, a menudo olvidamos otra tarea fundamental para su salud: mantenerlas libres de hojas y flores secas. Esas partes de la planta continúan absorbiendo agua y nutrientes y por lo tanto frenando el desarrollo de las partes sanas. Además el polvo y la suciedad que se generan, no dejarán respirar a la planta.

Durante las vacaciones

Si te vas de vacaciones una larga temporada probablemente tendrás que darle las llaves de casa a alguien para que venga a regar, llevar las plantas a algún sitio donde alguien pueda encargarse de ellas o instalar un sistema de riego por goteo, pero para pequeños periodos de tiempo existen multitud de trucos.

  • Lo primero que debes hacer es cortar las flores y los frutos que tenga la planta, para reducir sus necesidades de agua al mínimo.
  • Alejar las plantas del sol también será esencial, un espacio con luz tenue será mucho más apropiado para estos días.
  • conos-riegoEn el mercado encontramos productos especialmente pensados para dosificar agua a las plantas, como el agua gelificada o los conos de arcilla. Los conos de arcilla son un sistema de autorriego muy eficaz si nuestra ausencia es inferior a una semana. Estos conos se colocan junto con una botella de agua, y la arcilla, por sus características físicas, sólo dejará pasar el agua cuando la tierra esté seca.
  • También se puede organizar un sistema de autorriego por capilaridad. Para ello podemos usar un cordón, que por un lado estará sumergido en un cubo de agua y por el otro estará hundido en la tierra de la maceta.
  • Otro viejo truco, también basado en la capilaridad, es dejar las plantas en la bañera: llenamos la bañera de agua hasta una altura de 5 cms y colocamos las plantas sobre ladrillos.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.