oregano-


Cuenta la mitología griega que el orégano fue creado por la diosa Afrodita para hacer más feliz al ser humano. Y es que esta hierba de agradable aroma lo tiene todo. Se emplea en todo tipo de platos en la gastronomía mediterránea, dando siempre un toque exquisito. Además, por sus propiedades, se ha empleado a menudo en la medicina natural. Por si fuera poco ¡es muy fácil de cultivar!

Propiedades del orégano

El orégano es una de las hierbas aromáticas más utilizadas en medicina natural. Ya se utilizaba en el antiguo Egipto como medicamento y también por los médicos islámicos en la Edad Media, pero hoy en día la ciencia ha descubierto nuevas propiedades. En infusiones, aceites, jabones o inhalaciones, el orégano puede aportar múltiples beneficios:

  • Propiedades antioxidantes: El oregano contiene Timol y Ácido rosmarinico que ayudan al cuerpo a disminuir los efectos de los radicales libres, que son los responsables del envejecimiento celular
  • Propiedades antisépticas y anti fungicidas: ha sido utilizado históricamente como preservante alimenticio y sus credenciales para combatir hongos es impresionante. El oregano ha sido exitosamente utilizado en preparaciones tomadas y aplicadas para combatir hongos y levaduras como la cándida albicans. También se emplea para infecciones urinarias, infecciones bronquiales, glándulas inflamadas y afecciones similares, o para pequeñas afecciones como el acné o el mal aliento.
  • Propiedades antibióticas: Un fenol en el orégano llamado carvacrol ha generado gran interés en la comunidad científica por sus alto potencial para eliminar bacterias. Estudios preliminares de la universidad de Gerogetown sugieren que el carvacrol puede incluso ser más potente que la penicilina y estreptomicina. Un estudio científico aún más interesante de la universidad de Western England en Bristol Inglaterra, sugiere que las propiedades antibióticas del oregano podrían matar el conocido superbug, Staphylococcus Aureous, que es resistente a los antibióticos más poderosos de la ciencia moderna como la meticilina.
  • Propiedades anti espasmódicas:El Timol y carvacrol contenido en esta hierba ayudan a estabilizar las membranas musculares y también tienen propiedades anti inflamatorias. Por ello se ha empleado a menudo para paliar dolores menstruales pero está contraindicado en mujeres embarazadas.
  • Propiedades digestivas: ayuda con la indigestión, flatulencia, vómitos y diarrea.
  • Otras propiedades del oregano: Ha sido exitosamente utilizado para matar una gran cantidad de tipos de parásitos intestinales como amebas y lombrices, y infestaciones externas del pelo como piojos, pulgas, liendres, etc

El orégano en la cocina

El orégano se emplea con todo tipo de alimentos: realza el sabor de carnes, combina perfectamente con pizzas y pastas y le viene perfecto al tomate y a las ensaladas en general. Es también perfecto para marinar pescados y aves.

Si agregamos una ramita de orégano a una botella de aceite o vinagre, obtendremos un aceite o vinagre aromatizado, ideal para condimentar.

Sus hojas se utilizan tanto secas como frecas, pero es importante recordar que el sabor de las hojas secas es 3 veces más fuerte, por lo que necesitaremos menos cantidad.

Cultivar orégano
Aunque es muy fácil conseguir orégano seco en los supermercados, vale la pena tener una planta en casa. Así podremos tener siempre orégano fresco o secarlo, para distintas preparaciones.

Si deseas comenzar a cuidar tu planta de orégano casera, ten en cuenta que puede medir unos 40 cm. y vivir aproximadamente 5 años. Lo recomendable es que esté en un lugar soleado y cálido, con riego leve pero frecuente (un poco al día o interdiario). La poda estimula su crecimiento, pero procura cortar de forma diagonal en vez de horizontal.

Para secar el orégano, solo hay que atar un ramo y colgarlo boca abajo en un lugar seco, ventilado y apartado del sol. También se puede secar entre papel de periódico. Una vez seco lo conservaremos en tarros de cristal herméticos o en latas en sitio fresco.

Las hierbas también se pueden congelar, en ese caso hay que escaldarlas brevemente en agua hirviendo,escurrir y congelar en porciones.

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.