El puerro y sus propiedades


El puerro es una hortaliza que pertenece a la familia de las Liliáceas, entre cuyas especies destacan las cebollas, los ajos, las cebolletas o el cebollino. La planta del puerro se compone de una parte formada por hojas largas y planas de color verdoso, un bulbo blanco y alargado, y una zona de la que salen gran cantidad de raíces pequeñas.

Su origen se remonta a la antigüedad, ya en el antiguo Egipto se empleaba, y se dice que el faraón Kéops hizo construir la Gran Pirámide pagando para ello los servicios de un mago con cien botes de puerros. Los puerros también gozaban de gran popularidad en la antigua Roma, donde se les atribuía la propiedad de dar y mantener sonoridad a la voz. Fue en la Edad Media cuando el puerro empezó a adquirir importancia ya que su consumo contribuyó a paliar el hambre de aquella época. Actualmente, las zonas de nuestro país donde su cultivo está más extendido son las del norte, entre ellas Navarra, La Rioja y País Vasco. En Europa, el mayor productor y consumidor de puerro es Francia.

Propiedades y beneficios

El agua es el principal componente del puerro, si a esto sumamos su bajo contenido en hidratos de carbono, estamos hablando de un alimento con escaso aporte calórico. El puerro contiene además una gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales. Aporta vitaminas C y B6, y destaca su alto contenido en potasio, magnesio, calcio, hierro, azufre, sílice, sodio, manganeso y fósforo. Es también buena fuente de folatos, componente que interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

El puerro posee efectos tónicos sobre los nervios, ayuda a disminuir la presión arterial y mejora la circulación sanguínea. Es diurético y estimula la eliminación de líquidos del organismo. También tiene propiedades digestivas, beneficia el estreñimiento y los problemas digestivos en general, y posee propiedades antisépticas y bactericidas.

Los puerros pueden tomarse tanto crudos como cocidos. Son el componente esencial de la popular Vichyssoise o crema fría de puerros. Pueden servirse en ensalada, salteados para acompañar otras cremas de verduras, sirven de base para hacer un pastel o una quiche, y dan un sabor muy especial a cualquier salsa o sofrito.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.