Origen del queso en aceite


Penelope Coronado

Conservar el queso en aceite es una antigua técnica para preservar el queso y sus cualidades, cuyo resultado además le confiere al queso un sabor único y especial. Esta técnica consiste en introducir  el queso en un medio graso, generalmente en aceite, y concretamente en nuestro país en aceite de oliva. El tipo de quesos que se conservan en aceite tienen ya un cierto grado de maduración, y suelen ser quesos curados, como por ejemplo el queso manchego. También Arla tiene un queso en aceite, preparado según la receta tradicional mediterránea, que os sugerimos: Apetina en dados de queso en aceite.

En Naturarla nos gusta hacer un poco de historia, y ya os relatamos el origen del queso, un alimento que surgió como manera de conservar la leche. Es uno de los productos lácteos más extendidos y consumidos en todas las culturas, y sin duda es el que tiene mayor cantidad de variedades. Hoy os queremos hablar concretamente del queso en aceite, una forma de preparación que posee gran tradición en nuestro país.

En la cocina española esta forma de conservar y preparar el queso tiene gran solera, y tradicionalmente ha sido un alimento pastoril, y que ha acompañado a los viajeros. Sería Cristóbal Colón quien incluyera el queso en aceite entre los alimentos que llevaría en la tripulación al Nuevo Mundo. Al tratarse de una forma natural de conservar el queso por largo tiempo tiene sentido que fuera una técnica tan empleada.

La forma de conservar el queso en aceite, según la tradición manchega, consiste en colocar los quesos enteros en una orza o especie de olla de barro, también en tinajas u otros recipientes de barro, y almacenarlos durante un tiempo en un lugar fresco. El vidrio es otro material muy empleado para preparar de forma casera el queso en aceite. Otra forma muy habitual de prepararlo es cortado previamente en tacos y luego sumergirlo en el aceite.

Conservar queso en aceite es una posibilidad que nosotros mismos podemos hacer en casa. Podremos útilizar cualquier tipo de recipiente, de barro, acero inoxidable, plástico o cualquier otro material que no transfiera olores y sabores, y que tenga la suficiente capacidad. Bastará con introducirlo en el aceite, preferiblemente de oliva, durante unos dos o tres meses de curación, y en un lugar fresco que no supere los 20º C. Es preferible preparar el queso partido, o por la mitad o en varios trozos, ya que así facilitaremos que embeba el aceite con mayor facilidad.

3 Comentarios
  1. Rafael

    Me parece estupendo este artículo sobre el queso en aceite, es importante para una casa la información que aporta sobre la preparación del queso en aceite a nivel domestico.

  2. Penelope Coronado

    Gracias por el comentario Rafael. En Naturarla nos gusta proponeros recetas y consejos caseros para preparar vuestros platos y aliños de forma natural. Porque es muy fácil hacerlo nosotros mismos, y porque es más sano, y desde luego mucho más rico.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.