sonrisa-alicia-blog


Hacía ya varios meses que no empezábamos la semana con una sonrisa. El vídeo que os traemos hoy es digno de una sonrisa… y una importante reflexión sobre la felicidad. Hoy os queremos presentar a una mujer admirable: Alice Herz-Sommer.

Sólo la edad de Alice ya es suficiente motivo de admiración: 109 años. Pero además la historia de esta anciana que ha sido testigo de la historia a lo largo de todo el siglo XX es impresionante: Empezó a tocar el piano a los 5 años y pronto se convirtió en una pianista de renombre en Praga, conoció a Freud y Kafka, sobrevivió a un campo de concentración nazi gracias a la música… y después de la pérdida de gran parte de su familia y amigos, siguió adelante sin una sombra de odio ni rencor. Hoy es la superviviente del Holocausto más longeva.

Alice atribuye su longevidad a dos secretos: el optimismo y la disciplina. La música siempre ha sido su inspiración y su gran fortaleza y cada día sigue practicando el piano para deleite de sus vecinos, una hora por la mañana y una hora por la tarde. A los 109 años, sigue eligiendo rodearse de belleza y ver “el milagro de cada día”.

Oír hablar a Alice, con esa vitalidad digna de una muchacha y ese amor por la vida, es verdaderamente conmovedor y esta mañana queríamos compartir este vídeo con todos vosotros. ¡Feliz lunes!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.