Hola a todos, me llamo Inma, y estoy encantada de colaborar con Arla para traer a vuestra mesa platos sanos, sabrosos, y sobre todo fáciles, de esos que se pueden hacer un día cualquiera echando mano de lo que tenemos en la cocina.

Me toca estrenarme con un plato ligero, perfecto para volver a la normalidad tras los excesos de las fiestas. Esta ensalada esta riquísima, y ademas es muy vistosa, os va a encantar. En este caso el truco está en la vinagreta, que le da un puntito muy especial a los brotes de mostaza y a la rúcula, pero no debemos olvidar que para que no se reblandezcan y dejen de estar crujientes, tenemos que aliñar la ensalada justo antes de llevarla a la mesa.

Y sin mas, la receta:

 

Ingredientes

  • 50 gr. de brotes de mostaza y 50 gr. de rúcula roja
  • 1/4 de cebolleta
  • 5 huevos de codorniz hervidos
  • 20 gr. aceite de oliva virgen extra 1º
  • 1 buen chorretón de vinagre de frambuesa
  • 1 pellizco de pimienta negra molida
  • 1 pellizco de perejil molido
  • 50 gr. de queso Arla Apetina en salmuera

Preparación

Lavamos bien las verduras, las escurrimos (no hay nada peor que una ensalada aguada) y las colocamos en una fuente. Picamos finamente la cebolleta y la colocamos sobre la mostaza y la rúcula. Agregamos los daditos de Apetina (por cierto, qué buena idea la rejilla interior del envase), y por último partimos en dos los huevos de codorniz cocidos y los colocamos de forma estratégica.

Por otro lado, en un pequeño bowl preparamos la vinagreta con el aceite, el vinagre de frambuesa (la acidez y el dulzor de este vinagre son la clave) la pimienta y el perejil, y lo mezclamos con energía hasta que emulsione. Aliñamos la ensalada y la llevamos a la mesa… ¡que aproveche!

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios
    • Natalia Berger

      | Responder

      Una pinta estupenda…

Deja tu comentario