frigorifico-comida-sana


Sentir tristeza, culpa, falta de autoestima, pérdida de interés o placer hacia las cosas son algunos síntomas de depresión. Sufrirla es algo muy serio, y de hecho, cuando se considera moderada o grave se necesita terapia profesional. Para vivir mejor y combatir los estados depresivos es esencial llevar una dieta sana, dormir bien, hacer alguna clase de ejercicio o de técnica de relajación, además de realizar actividades que nos satisfagan y causen felicidad.

En el caso concreto de la dieta, hay alimentos que nos ayudan a evitarla, y existen otros que la propician e incluso pueden empeorarla. Por eso, porque comer de forma sana es esencial para nuestra salud, os hablamos de esos alimentos que es mejor evitar ya que está comprobado que favorecen la depresión.

Evita los alimentos procesados

Incorporar alimentos muy procesados de forma habitual en nuestra dieta no es conveniente, y en en el caso concreto de sufrir depresión, una dieta rica en carne procesada y derivados cárnicos, platos preparados, platos congelados o precocinados, postres azucarados, bollería, comida frita, cereales refinados y carbohidratos simples podría aumentar la vulnerabilidad a dicha enfermedad. Este tipo de comida aumenta el riesgo de desarrollar depresión, ya que contiene sustancias químicas que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares e inflamación. En concreto, los carbohidratos simples pueden calmar la ansiedad a corto plazo pero luego producen deseos incontrolables de seguir comiendo.

Atención a las grasas trans

El exceso de este tipo de grasas aumenta la producción de determinadas moléculas que desencadenan el mal funcionamiento de las neuronas, y al interferir en la transmisión nerviosa pueden reducir la producción de serotonina, responsable de la sensación de bienestar. Es relativamente fácil identificar la presencia de grasas trans en los componentes de un alimento. Aquellos que en su lista de ingredientes incluyan grasas o aceites vegetales hidrogenados, o parcialmente hidrogenados, serán firmes candidatos a aportar una importante cantidad de este tipo de grasas.

No abuses de los refrescos ni del alcohol

Consumir diariamente esta clase de bebidas no nos va a beneficiar, y además si éstas son dietéticas y de sabores las probabilidades de sufrir depresión aumentan. El abuso de alcohol por un tiempo prolongado desencadena también depresión, ya que interfiere en los receptores del sistema nervioso.

Carencia de Vitamina D

La exposición solar es una buena forma de obtener vitamina D y también se encuentra en alimentos como la sardina, los huevos, el hígado y el yogur. Gracias a esta vitamina el cuerpo libera hormonas que ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad.

¿Qué alimentos nos ayudan a combatir la depresión?

Nada mejor que los alimentos frescos para llevar una vida sana. De hecho, las personas que se alimentan con la llamada dieta mediterránea tienen un 30% menos de riesgo de desarrollar depresión. Algunos alimentos que nos van a resultar beneficiosos son los que contienen Omega 3, ya que estos ácidos grasos nos ayudan a mantener el equilibrio mental. También los carbohidratos complejos calman nuestro cerebro y equilibran nuestro organismo, y son especialmente útiles para la depresión que produce el síndrome premenstrual o la depresión que conlleva los cambios de estación.

Los principales alimentos que contienen carbohidratos complejos son las legumbres, las hortalizas, las frutas, cereales integrales como trigo, avena o arroz, así como sus derivados como la pasta. También nos resultarán muy beneficiosos alimentos que contengan vitamina C, vitamina B, vitaminta B12 y minerales como el potasio, el litio o el magnesio, además del calcio que es una de los minerales que contiene más propiedades antidepresivas.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.