fabricas ecosostenibles


Aunque hace 30 años nadie se planteaba que los recursos del planeta fueran a agotarse algún día, en las últimas décadas la preocupación por la ecología ha sido creciente. 7.000 millones de humanos habitamos este planeta y aun no hemos aprendido a cuidarlo como se requiere: todas las alarmas suenan, apocalípticas, pintando un futuro en que el hombre se ahoga en sus propios residuos.

Sin embargo ha llegado la hora de mostrarse más positivos y, sobretodo, más prácticos: Soluciones. Así como somos 7.000 millones consumiendo, también somos 7.000 millones pensando, interactuando, compartiendo nuevas ideas y trazando nuevos caminos. Aquellos que piensan en el futuro del planeta y sus habitantes ya no mandan mensajes apocalípticos, sino que hablan de sostenibilidad. La apuesta por el desarrollo sostenible debe ser algo prioritario y debe producirse de forma integral a todos los niveles de la sociedad. Pero antes de continuar aclaremos algunos conceptos esenciales.

 

¿qué es el “desarrollo sostenible integral”?

La organización de las naciones unidas (ONU) definió el desarrollo sostenible como “aquel capaz de satisfacer las necesidades de los habitantes sin mermar las necesidades de la población del futuro”. Para alcanzar este ideal de equilibrio es necesario trabajar en varios frentes y dar solución a todo tipo de problemas con el fin de que la explotación de cada uno de los recursos esté siempre por debajo del límite de renovación del mismo.

Cuando se habla de un desarrollo sostenible integral se subraya la necesidad de trabajar en una misma dirección. Ciudadanos, legisladores, marcas… todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad en este asunto y cuidar cada uno de los detalles que nos conciernen, a cualquiera que sea nuestra escala.

 

Trabajar en varios frentes

En ese sentido, ¿qué puede hacer una marca por su parte? Pues, como cada uno de nosotros, una marca debe cuidar todos los aspectos en los que está alterando su entorno. Pero a diferencia nuestra, la medida en la que logre hacerlo tendrá un impacto mucho más decisivo en el futuro de nuestro planeta.

Una producción sostenible empezará por la obtención de materias primas. Una marca responsable debe valorar el tipo de recurso que está explotando y hacerlo de la forma menos agresiva posible.

Luego es imprescindible trabajar en el diseño de una fábrica ecosotenible. El ahorro energético, el control de emisiones y la reducción de residuos son los aspectos fundamentales a controlar y los modos de hacerlo son diversos. La investigación y el desarrollo en ese campo avanza a pasos agigantados. Otro aspecto importante es un departamento de residuos y reciclado: de otro modo estaríamos consumiendo gran cantidad de recursos sin dar oportunidad a la reutilización.

El desplazamiento de la mercancía es otro tema sobre el que una marca sostenible debe pensar: debe buscar el modo menos contaminante posible de desplazar los bienes. De nuevo diversos detalles a tener en cuenta: tamaño de los camiones, diseño, forma de conducirlos… Cada detalle debe ser estudiado al milímetro para asegurarnos que se contamina lo mínimo posible.

Además muchas marcas comprometidas con el medio ambiente complementan su actuación implicándose en proyectos de compensación por el impacto medioambiental, creando comunidades verdes, patrocinando iniciativas o colaborando en proyectos que ayuden al planeta a recuperarse de los golpes que le damos a veces.

 

¿Qué tiene eso que ver con nosotros?

Los ciudadanos votamos a los políticos que hacen las leyes y decidimos qué productos comprar. Las redes ponen a nuestro alcance la información y, con ella, el poder y la responsabilidad… de hacer lo mejor por  nuestro entorno. La información, la concienciación, la educación… son las verdaderas bases a partir de las que los cambios podrán darse para que este planeta puedan disfrutarlo también nuestros nietos.

3 Comentarios
  1. Dani madrid

    Totalmente de acuerdo! Para conseguir resultados siempre hay que dar un primer paso, y el primer paso puede ser informarse y conocer las pequeñas cosas que se pueden ir haciendo… Todo suma!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.