reinicio


La semana pasada en “Vida natural en un mundo moderno” hablamos con nuestro jardinero y aprendimos que para que las plantas aprovechen la fuerza de la primavera debemos realizar ciertas tareas de puesta a punto: podar, abonar, proteger con insecticida… Hoy en “Feliz como una perdiz” aprendemos que nosotros funcionamos de forma similar: la primavera, con su aumento de temperatura y sobretodo con el aumento de horas de sol, provoca en nosotros una serie de reacciones químicas que, en resumen, nos hacen sentir más alegres, mejor con nosotros mismos, más activos sexualmente… Aunque si queremos aprovechar al máximo este empujón también deberemos realizar algunas tareas de limpieza interna y externa. Veamos cuales son:

 

Limpieza del cuerpo

Se ha repetido hasta la saciedad: somos lo que comemos. Si nuestra dieta presenta desequilibrios o abusamos de sustancias “tóxicas” que alteran demasiado nuestro organismo (alcohol, tabaco, café, azúcar refinado, excesivos fritos…) el metabolismo sufrirá grandes altibajos constantes que deberá compensar: no sólo se produce una gran pérdida de energía que interfiere en nuestro bienestar, además nos hacemos “adictos” a esas substancias, es un círculo vicioso. Cuando la mente no está en orden aparecen el estrés, la ansiedad, los problemas de estómago, las depresiones, y el sistema inmunológico se viene abajo.

Pero una inercia positiva es posible, porque nuestro cerebro se hará igualmente “adicto” a las sensaciones positivas que genera una dieta ordenada. Las dos sustancias encargadas de la felicidad son la serotonina y las endorfinas y su producción natural depende de nuestra dieta. De modo que si seguimos una dieta rica en triptófano (carne magra, pescado, lácteos, legumbres, semillas, frutos secos…), vitaminas (especialmente del grupo B) y otras sustancias esenciales como el magnesio o el hierro, nos estamos asegurando una química cerebral positiva, que dará lugar a pensamientos positivos y a acciones positivas. Un círculo “vicioso” positivo.

 

Limpieza del entorno

La limpieza del cuerpo y la limpieza del entorno deben realizarse de forma simultánea, ya que los sentimientos negativos nos llevan a abusar de sustancias como el azúcar o el tabaco y de la misma manera el malestar de una mala alimentación enturbia nuestra relación con el entorno.

Cuando realizamos una limpieza del entorno debemos pararnos a observar nuestra vida y detectar todo aquello que sobra: relaciones con personas negativas, cualquier objeto o persona que solía sentarnos bien pero ha dejado de hacerlo, lastres que arrastramos y no nos dejan crecer… Todas esas cosas nos están robando la energía que necesitamos para cuidar lo que realmente importa: la gente a la que queremos y nos quiere, dedicar tiempo a nuestros hobbies, sentirnos realizados con nuestro trabajo… Como si fueran malas hierbas, debemos sacar todos esos elementos “tóxicos” de nuestra vida.

Este mes de abril ha sido el mes de la primavera en Naturarla. Hemos aprendido que este es el momento más lleno de vida de todo el año. Por eso, para cerrar el mes, os queremos animar a que depuréis vuestro cuerpo y vuestro entorno y aprovechéis al máximo este momento que sólo puede traer cosas buenas. ¡Feliz primavera a todos!

4 Comentarios
  1. petra

    muy interesante el artículo y motivador… con limpieza del entorno ¿quiere decir que tengo que tirar esas galletas de chocolate que tengo en el estante junto a los cereales y los embutidos? pero de vez en cuando le dan una alegría a mi cerebro también…

    • Natalia Berger

      ¡Claro que le dan una alegría! y en pequeñas dosis forman parte de la salud y la felicidad, porque la alegría es muy saludable. Se trata simplemente de ser consciente de cómo funcionan esas sustancias y que cuando dejan de ser una excepción para ser un hábito se produce una adicción poco saludable. Nuestro consejo: no tires las galletas, pero guárdalas donde no estén muy a la vista para evitar las tentaciones. En su lugar coloca un plato lleno de fruta fresca y fácil de pelar junto a tu mesa de trabajo, en el estante más visible de la nevera o ahí donde vayas a verlas a todas horas.

      Esperamos haberte ayudado y que esta primavera sea de lo mas positiva para ti, ¡un saludo de todo el equipo!

  2. Maria

    Me ha encantado este artículo. Miro la renovación y florecimiento de mi jardín y me estimula para renovar y florecer mi entorno. Hago mío el consejo de depurar también mi alimentación, de “tóxicos”, especialmente todo aquello que lleva azúcar refinada, ¡tan buena, pero tan mala!!

    • Natalia Berger

      Nos alegra que te haya gustado el artículo. Te deseamos una primavera florida y hermosa para tu jardín y llena de alegría y salud para ti.

      ¡Un saludo de todo el equipo!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.