Las propiedades de los guisantes


Naturarla

¿Sabías que los guisantes son una excelente fuente de proteínas vegetales? Solo en una taza tienes hasta 8 gramos de proteínas y con la ventaja de que para muchas personas este alimento es más tolerable que las carnes o los pescados. Sorprendente, ¿verdad? Es por eso que los guisantes se han vuelto muy populares entre la comunidad de vegetarianos. Aunque en realidad, todos deberíamos incluirlos en nuestra dieta.

Más argumentos a favor de incluir los guisantes en tus comidas. Si te interesa ahorrar: el guisante es económico. Un kilo de guisantes es mucho más barato que un kilo de atún o carne. Es fácil de conservar. Y su preparación o cocción también es muy sencilla. Otra de sus ventajas es que combinan a la perfección en muchos platos. Dan su nota verde y alegre a la vista, ya sea en ensaladas de verduras, en un licuado o como aperitivos con setas. Son capaces de enriquecer el valor nutricional de cualquier plato con sus abundantes vitaminas y minerales. Ya sabemos que los niños miran lo guisantes y las legumbres con un poco de reservas, pero con estos tips de alimentación se te ocurrirán un montón de formas creativas para que los peques los coman.

Los guisantes: Propiedades poco conocidas

Hay muchas propiedades de los guisantes que probablemente no conoces. Estas perlas verdes fortalecen tu salud porque son capaces de lo siguiente:

 

  • Efecto antioxidante y antiinflamatorio. Estas son sus propiedades más potentes. Se debe a la presencia de flavonoides, carotenoides, ácidos fenólicos y otros fitonutrientes exclusivos de las leguminosas. Y además, a la lista de antiinflamatorios podemos añadir el Omega 3, que también nos aparece en los guisantes. Los antioxidantes que podemos encontrar en ellos son la vitamica C y E. Las cuáles combaten los radicales libres y evitan el envejecimiento. Estas dos propiedades (antioxidante y antiinflamatorio) previenen y alivian la artritis, la artrosis y otras enfermedades musculares.

 

  • Evita las enfermedades cardiovasculares Los guisantes favorecen el funcionamiento saludable de los vasos sanguíneos. Y está científicamente comprobado que las causas principales de bloqueos y aparición de placas en las arterias son el aumento de los procesos oxidativos e inflamatorios. ¿Recuerdas el punto #1? Por otro lado, los guisantes son una fuente generosa de Omega 3 en forma de ácido alfa-linolénico, unos 30 miligramos por una taza de guisantes. Este ácido graso está confirmado que reduce los riesgos de accidentes cardiovasculares. Un rol similar como protectores cardiovasculares juegan las vitaminas del grupo B, que están presentes en los guisantes, especialmente la vitamina B1 o tiamina.

 

  • Previene el cáncer de estómago y el cáncer de próstata. En general todas las leguminosas son beneficiosas para el sistema digestivo. Los guisantes, en especial, te protegen contra el cáncer de estómago pues contienen cumestrol. El cumestrol es un fitoestrógeno asociado a una incidencia de cáncer de próstata y cáncer de estómago muy baja en aquellas personas que lo poseen en abundancia. Los guisantes contienen unos 10 miligramos de cumestrol por cada taza. Por supuesto, este no es el alimento anticáncerígeno por excelencia, pero puedes aprovechar esta propiedad incluyéndolo de inmediato en las comidas de toda la familia.

 

  • Controla los volúmenes de azúcar en sangre. Los guisantes son altamente recomendados para diabéticos (Tipo 2) por ser saludables fuentes de fibra y proteína vegetal. Tienen cantidades muy bajas de almidón, si los comparamos con otras legumbres que enriquecen nuestra dieta (http://www.naturarla.es/una-dieta-rica-en-legumbres). La combinación de fibras y proteínas hace la digestión de los guisantes más lenta. Y sus azúcares se liberan de forma progresiva al torrente sanguíneo.

 

  • Fortalece el sistema inmunitario. Los guisantes contienen zinc y vitamina C, como ya mencionamos. Ambos hacen la pareja perfecta para mantener la fortaleza del sistema inmunológico. La cantidad diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de zinc es de 12 a 15 mg, para un adulto joven. El 15 % de esta cantidad la encuentras en media taza. El zinc también regula los volúmenes de insulina en nuestro cuerpo cuando comemos carbohidratos.

 

En fin, que podemos empezar a ver los guisantes con un poco más de cariño y respeto. Como primer paso para que las perlas verdes reinen en tu cocina, te recomendamos que prepares una deliciosa ensaladilla rusa. Es una receta sencilla, muy fácil de elaborar y que seguro gustará a los más pequeños de casa. Y esta vez, puedes ser más espléndida con las proporciones de guisantes que les añades. Su delicioso sabor y textura cremosa harán disfrutar hasta a los más exigentes.

 

¿Sabías que los guisantes también se pueden llamar gotas de Groenlandia? No te pierdas nuestra selección de libros sobre alimentos para degustar con niños.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.