yogur-casero


Natalia Berger

A principios de este mes de las cocina económica hablamos de la masa de pizza, un producto que a menudo se compra hecho pero que es sencillísimo de hacer en casa y los resultados son excelentes. Hoy vamos a por otro de esos productos: el yogur.

La reproducción del yogur
Preparar yogur en casa no tiene ningún misterio, los ingredientes son mínimos y, con un poco de imaginación, puedes preparar excelentes postres, desayunos, salsas… Aunque existen distintas formas de prepararlo, todo parte del mismo principio de reproducción del yogur, por el que 100 gr de yogur se pueden mezclar con un litro de leche y convertirse en 1 litro de yogur, tras pasar 4-6 horas a una temperatura cercana a los 42 grados. Esto es posible gracias a las bacterias lácticas, que consumen lactosa dejando como residuo ácido láctico. Las bacterias lácticas hacen del yogur un producto vivo que se puede reproducir y especialmente sano. ¡Especialmente cuando lo preparamos en casa!

Trucos y consejos

  • La materia prima, como imaginarás, es esencial para obtener un buen producto final. Se puede hacer yogur con todo tipo de leche, aunque nuestro consejo es que uses leche entera, a ser posible fresca pasteurizada.
  • La mejor forma de controlar la temperatura de la leche es un con un termómetro de cocina. Se pueden encontrar a partir de 10 euros y es una herramienta bastante útil en la cocina.
  • Si no nos gusta el yogur excesivamente ácido, podemos añadir miel, extracto de vainilla o azúcar en el momento de hacer la mezcla.
  • Para mantener la leche a una temperatura buena para la fermentación existen distintos métodos. Las yogurteras eléctricos son el más conocido, pero no son el único ni el mejor. Las incubadoras o termos son muy buenas opciones también, así como la termomix. Otra opción es usar el horno a temperatura baja (no superior a 40 grados). En verano es posible hacer yogur al aire libre en muchas de las ciudades españolas.
  • Es importante recordar que a 50 grados las bacterias se mueren.
  • Durante la fermentación debemos evitar mover la mezcla.
  • A más tiempo de fermentación más acidez y más consistencia tendrá el yogur.
  • Muchas recetas incluyen leche en polvo. Añade leche en polvo si quieres mayor consistencia sin tanta acidez. Otro motivo para añadir leche en polvo es aumentar la cantidad de proteínas en caso de que la leche empleada no sea de calidad óptima.
  • Si vas a añadir frutas al yogur deberías hacer un proceso previo de pasteurización casera. De todos modos las frutas, cereales y otros alimentos interfieren en el proceso de fermentación, por lo que os recomendamos hacer las mezclas con el yogur ya fermentado.
  • Una vez terminado el tiempo de fermentación, meteremos el yogur en la nevera para detener el proceso.
  • El yogur puede aguantar 3 semanas en la nevera.
  • Del mismo yogur que has hecho puedes sacar más yogur, pero no indefinidamente. A partir de la tercera reproducción es mejor empezar de nuevo.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.