Historia de la mantequilla Lurpak

Los orígenes de la mantequilla Lurpak®  se remontan al 23 de octubre de 1901. Se crea en Dinamarca, cuna de la mejor mantequilla a nivel global. A partir de los años sesenta, la pasión por la marca se extiende al resto del mundo. Hoy en día, Lurpak® se vende en más de 80 países.

Los fundadores de la industria actual se dieron cuenta de que si querían competir en mercados internacionales, su producto debía ser el mejor. Trabajaron para conseguir la máxima calidad y para evitar que otras mantequillas inferiores se hicieran pasar por sus homólogas danesas, creando una única marca para toda la mantequilla de Dinamarca.

Desde 1911, los controles de calidad certifican el sabor y la textura de esta mantequilla danesa. Cada semana se envían muestras a un panel de expertos. Un prestigioso laboratorio independiente se encarga de llevar a cabo el riguroso control de calidad que garantiza que las muestras están a la altura de la marca Lurpak. . Este chequeo se ha llevado a cabo desde hace más de un siglo.

Evolución de la mantequilla a gusto del consumidor

 

A principios del siglo pasado, la mantequilla Lurpak® se distribuía en grandes barriles de madera en Inglaterra y Dinamarca. En los mercados de barrio, se compraban pequeñas porciones empaquetadas en papeles con envolturas reforzadas y resistentes a la grasa.

No fue hasta 1957 cuando aparecieron en el mercado los primeros paquetes de apenas 250 gramos. Estos paquetes fueron una revolución y llamaron la atención por su envoltura plateada. Como podéis ver en la imagen, los productos y envases han ido evolucionando a lo largo de los años según las necesidades del consumidor. En 1997 se introdujeron en el mercado las variantes de mantequilla para untar. En España Lurpak® se comercializa desde hace más de 12 años y la podemos encontrar en supermercados como Carrefour, El Corte Inglés o Consum.

 

Mantequilla Lurpak Historia

 

Lurpak® y sus elementos diferenciadores

  • Lurpak® es una mantequilla 100 % natural, elaborada a partir de leche de alta calidad. Transcurren menos de 24 horas desde que la leche se extrae de la vaca hasta que empieza la producción de la mantequilla. Contiene un cultivo láctico único en el mercado.
  • Para producir 1 kilogramo de mantequilla, se emplean cerca de 20 kilogramos de leche entera, cuya crema –de exquisito sabor– es cuidadosamente preparada antes de usarla en el proceso de producción de la mantequilla.
  • Rigurosos controles de calidad, que siempre tienen presente el respeto por lo natural, garantizan la textura y sabor de la mantequilla.
  • Su versión fácil de untar es cómoda y se puede utilizar nada más sacar el producto de la nevera.
  • Es una mantequilla para amantes de la comida ya que siempre enriquece las recetas.
  • Es idónea para desayunos y repostería.