regalos sostenibles


Cuando se trata de cuidar nuestro entorno es importante ser consciente de algo: cada detalle cuenta. Y aunque parezca imposible prestar atención a todos ellos, en Naturarla os queremos echar una mano. Hoy os presentamos unas cuantas ideas de regalo que tienen como filosofía el compromiso de un mundo mejor.

El regalo sostenible

Juguetes realizados con plástico reciclado, casitas de muñecas en cartón reciclado, ropa orgánica, cosméticos naturales de producción local…  Existen marca y tiendas especializadas en productos que garantizan un total compromiso con el planeta que habitamos. Apoyar este tipo de productos es, a fin de cuentas, unirse a ese compromiso y una buena forma de regalar algo doblemente bueno.

Otra forma de apoyar la sostenibilidad es regalar cosas que la fomenten. En esa linea encontramos libros para hacer cosas recicladas, kits para iniciar un huerto urbano, cursos de reciclaje de ropa o muebles…

Artesanía

Esta es otra buena forma de ser sostenible y además apoyar a las más ancestrales tradiciones. ¡Además de una experiencia muy navideña! Ponte unos buenos guantes y el gorro de lana y date un paseo por los mercados de artesanía de tu ciudad. Auténticas joyas se esconden muchas veces en esas plazas.

Las energías renovables

Un cochecito solar, una radio con manivela, un tarro de luz solar que capta la luz diurna y nos alumbra por la noche… Son divertidas formas de enseñar a los niños cómo funcionan las energías renovables. ¡Y a los menos niños! En internet encontramos interesantes gadgets verdes… mochilas solares para mantener cargados nuestros ordenadores o cámaras, linternas que se cargan a cuerda o cargadores solares que se pegan a cualquier cristal con una ventosa y captan hasta el último rayo de sol. Resultan prácticos, originales ¡y verdes!

Una nueva vida

“Uno de cada tres alemanes regala artículos usados por navidad”. Hay quien quiere interpretar ese dato como un problema de crisis económica. En Naturarla preferimos ver un consumo más respetuoso. Libros, CDs, juegos y juguetes que ya sirvieron a una persona reciben otra oportunidad de ser útiles. ¿y por qué no ser incluso un poco más romántico? Tenemos una propuesta para estos reyes: Sacad del desván esa caja donde guardáis los juguetes de vuestra infancia y regaladlos. Los niños lo verán como algo nuevo con lo que jugar y tendréis la oportunidad de revivir vuestra infancia a través de ellos.

2 Comentarios
  1. Marianela

    Totalmente de acuerdo, pero reconozco que no es fácil. En los comercios se encuentran los juguetes que anuncian en la tele y que son los que los niños piden en sus cartas. Y están las modas (como las de las muñecas Monster), etc.

    Pero también están los juguetes de toda la vida que no necesitan pilas y son de materiales naturales, como los blocs de construcción de madera, que crecen con los niños y los pueden heredar los hermanos, porque son irrompibles y aguantan la presión de las modas…

    • Natalia Berger

      Entiendo lo que dices. A veces es difícil resistirse a la presión de los niños y es el sentido común el que nos dice en qué puntos podemos transigir. Las modas no son necesariamente algo perjudicial para el planeta. De todos modos ceder a todos los caprichos de los niños no es la forma de enseñarles los valores importantes. Además, pasado el primer momento de capricho, los niños se divierten lo mismo con el juguete de moda que con otro igual de bonito.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.