juguetes diy


Naturarla

Ya sabéis que este mes de julio lo estamos dedicando en Naturarla a las familias. Hoy os queremos hablar de una opción de ocio para niños, y no tan niños, de la que podemos disfrutar en familia y que es totalmente sostenible: los juguetes DIY (do it yourself), es decir, hechos por nosotros.

El simple proceso de fabricación de estos juguetes ya es un juego en sí mismo en el que, en función de su complejidad y de las herramientas utilizadas, puede participar toda la familia. Además, los materiales pueden ser diversos: cartón, papel, telas, cuerdas… y tienes la oportunidad de reutilizar cajas, ropa vieja o botellas de plástico que tengas por casa.

Fabricar juguetes caseros puede ser tan sencillo o tan complicado como quieras hacerlo. Lo más importante es usar tu imaginación y, sobre todo, la imaginación de los niños, porque hay infinidad de cosas que podemos hacer en casa.

Además de permitirnos pasar un tiempo de calidad en familia y de su sostenibilidad, fabricar juguetes diy tiene otras ventajas:

  • Los niños aprenden la importancia de reutilizar y reparar. También aprenden a tener paciencia, a que las cosas requieren un tiempo y que no todo es abrir una caja y ya está.
  • Fomenta la creatividad y la imaginación.
  • Ayuda a ahorrar: reutilizas objetos que tienes por casa y si necesitas comprar algún material para terminar el juguete, siempre es más barato que comprar el producto acabado.
  • Es divertido. Sin más.

Reutilizar cajas de cartón es una buena forma de comenzar a fabricar juguetes propios. Con una caja de cartón las posibilidades son infinitas. Por ejemplo, podemos hacer una casa: si la caja es grande (como las de los grandes electrodomésticos) tendrá el tamaño perfecto para convertirse en una cabaña para los niños; si se trata de una caja de zapatos, podemos fabricar nuestra propia casa de muñecas. Para los amantes de los coches, en lugar de una casa de muñecas se puede hacer un garaje para almacenar los utilitarios. O, con una plancha de cartón, diseñar nuestro propio circuito de carreras o urbano.

Es posible que tu lavadora en alguna ocasión se haya “comido” un calcetín, por lo que tienes algunos desparejados. O simplemente están viejos para seguir usándolos para su función primordial. No los tires. Convenientemente decorados –por ejemplo, con botones como ojos y cosiendo una boca con hilo- pueden convertirse en divertidas marionetas, que pueden actuar en un teatro que hayamos fabricado con una de las cajas de las que hablábamos antes.

Siguiendo con telas, también podemos elaborar nuestros propios muñecos con retales que tengamos por casa o el tejido de una camiseta vieja: basta con dibujar el contorno de las dos piezas que formarán nuestro muñeco, recortar, coser dejando una abertura, rellenar (con algodón, por ejemplo), y cerrar. Con la decoración tendremos un muñeco totalmente personalizado y único.

¿Tienes botellas de plástico vacías? Puedes fabricar tus propios bolos, algo más sencillo de lo que piensas: simplemente debes elegir 10 botellasiguales, rellenarlas con agua o tierra para que se mantengan firmes y jugar a derribarlos. Como bola, puedes usar una pelota de tenis o puedes fabricar tu propia bola uniendo gomas. Con las botellas también se pueden construir divertidos coches usando los tapones como ruedas. O barcos para la bañera, cerrando la botella con su tapón y practicando una abertura en la botella en la que irán los marineros.

Para aquéllos a quienes les gusta la música, también podemos hacer nuestros propios instrumentos. Lo más sencillo es hacer un tambor con una lata de metal a la que hayamos quitado una de sus tapas. Otra opción es fabricar nuestra guitarra con cartón o madera, un tubo para simular el mástil y cuerdas.

Como ves, son muchas las opciones. El límite está en nuestra imaginación.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.