La vitamina D: esencial para asimilar el calcio


Penelope Coronado

En Naturarla queremos profundizar en aquellos componentes que encontramos de forma habitual en las etiquetas de información nutricional y que no siempre sabemos en qué consisten y qué funciones cumplen para nuestro organismo. Hoy queremos hablaros de la vitamina D, una vitamina esencial ya que ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio, y cuya deficiencia puede acarrear osteoporosis en adultos o raquitismo en niños. Os hablamos de sus funciones y de en qué alimentos encontrarla.

La Vitamina D desempeña un papel muy importante para nuestro sistema óseo. Se encarga de regular los niveles de calcio y fósforo en sangre, promoviendo su absorción intestinal a partir de los alimentos y reabsorviendo calcio a nivel renal. La vitamina D es pues esencial para permitir el paso del calcio que ingerimos en alimentos y pasarlo a nuestros huesos. Contribuye a la formación y mineralización ósea,  es imprescindible para el desarrollo del esqueleto, y ayuda a que los huesos y los dientes no se debiliten.

Además, la vitamina D participa en el crecimiento y maduración celular, fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones, y al regular los niveles de calcio en la sangre tiene un papel importante en el funcionamiento saludable de nervios y músculos.

El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. La luz solar es una fuente importante de vitamina D debido a que los rayos UV dan inicio a las síntesis de vitamina D en la piel. Por esta razón, con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol”.

Para que nuestro cuerpo disponga de la suficiente cantidad de vitamina D, necesitamos ingerirla, preferiblemente de forma natural, a través de los alimentos. Muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural, aunque sí existen muchos otros alimentos enriquecidos con esta vitamina, es decir, añadida artificialmente. Muchas personas, para cubrir esta necesidad de vitamina D, necesiten tomar un suplemento vitamínico.

De forma natural, podemos encontrar la vitamina D en los siguientes alimentos: productos lácteos como el queso, la mantequilla, la leche, la crema de leche, el yogurt. También en el huevo, y en pescados grasos como el atún, el salmón, el arenque, la sardina o la caballa, además de en las ostras.

¿Y qué cantidad de vitamina D necesita nuestro cuerpo? Depende de la edad que tengamos y del sexo. Quienes más necesidad de esta vitamina tienen son los niños y adolescentes, ya que al estar en pleno crecimiento precisan de esta vitamina para fortalecer huesos y dientes. También las mujeres embarazas requieren un gran aporte de vitamina D, lo mismo que si están en fase de lactancia, estas necesidades son mayores. Y otro grupo de edad que precisa cantidades mayores de esta vitamina son las personas de más de 50 años, ya que tienen mayor riesgo de desarrollar una deficiencia a la vitamina D, ya que con la edad decrece la habilidad de la piel de convertir la vitamina D a su forma activa.

4 Comentarios
  1. diana

    Gracias por la informacion del articulo todo fue de manera clara y concreta. tu articulo fue de gran ayuda puesto que voy saliendo de una estancia en el hospital y necesito reforzar mi sistema inmune.

  2. Penelope Coronado

    Nos alegramos que te aporten utilidad nuestros artículos, ése es nuestro objetivo, daros información clara y útil, para llevar una vida saludable y lo más natural posible. Un saludo, y gracias por confiar en nosotros.

  3. Mª Luisa

    gracias por la información ya que va a resultarme muy útil a la hora de confeccionarle a mi madre una serie de menus muy específicos dados sus problemas de salud.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.