8-vuelta con sonrisa 2


Hoy para muchos es el día de la vuelta a la realidad después de estos días caracterizados por el exceso. Algunos ven esta vuelta como algo duro que cuesta afrontar. En Naturarla nos gusta atacar el mes de enero con la ilusión que merecen todos los inicios y por eso este mes, en el apartado “Feliz como una perdiz”, hablaremos de ello: de la vuelta a la normalidad con la mejor sonrisa.

Lo primero que debemos tener en cuenta, como ya habréis aprendido si sois lectores habituales, es que una de las bases fundamentales del bienestar y la felicidad es la salud. Tras los excesos de las fiestas es importante recuperar los buenos hábitos: es el momento de apostar por una dieta sana, rehidratar el cuerpo, reordenar los horarios, volver a hacer ejercicio físico… En este post del año pasado os dábamos algunas pautas para recuperar el equilibrio.

Otro tipo de exceso navideño que deja huella es el exceso de regalos. Como ya vimos en este post, existe un tipo de serenidad que sólo conseguimos a través de una casa ordenada, de disponer de un espacio amplio para vivir y de poseer solamente aquello que necesitamos. Esa serenidad se ve alterada con la navidad y el exceso de regalos innecesarios. Nuestro consejo: sé realista. Es una lástima que tu tía te hiciera ese regalo con toda su ilusión y no acertara pero no es motivo para guardarlo diez años en el armario antes de deshacerte de él sin haberlo usado. Si hay algo que no vas a aprovechar cámbialo, devuélvelo o dáselo a alguien que pueda necesitarlo. Todos saldréis ganando.

Evita pensamientos del tipo “se han terminado las vacaciones”, principalmente porque no son ciertos. Cada semana tienes dos días para disfrutar como más te guste y eso son muchos días de vacaciones que, si sabemos aprovechar, enriquecen nuestra vida cada una de las semanas del año. Te proponemos que te sientes y redactes una lista titulada “Cosas que hacer un fin de semana”. Realizar un curso de repostería, organizar una comida en el campo, visitar Granada, invitar a tus viejos amigos a un brunch, hacer una excursión en bicicleta por la sierra, releer tu libro favorito, visitar a ese amigo que vive lejos, aprender algo nuevo que siempre quisiste aprender… Tu lista puede tener hasta 52 propuestas y cada semana deberás elegir cuál de ellas deseas llevar a cabo. Si consigues hacer la mitad de las cosas ya habrás conseguido que el 2013 sea un año de lo más pleno.

Y por último lo más importante: cada día es una oportunidad de vivir y de sonreír. Hoy, 8 de enero, puedes lamentarte por la vuelta al trabajo… o salir a la calle y despilfarrar sonrisas e ilusión por el año que empieza. Si eliges la segunda opción verás como a tu alrededor se crea una burbuja en la que todo funciona mejor. Hacer de este día un gran día está en tus manos. ¡Feliz enero!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.