flores-


A todo el mundo le encanta que le regalen flores. Y no hace falta esperar al 14 de febrero. Cualquier día es bueno para sorprender a tu familia, amigos o pareja. Y sí, a los chicos también les hace ilusión. 

Amaryllis: Sus flores atrompetadas crecen en el extremo de largos tallos. Alcanzan gran tamaño y volumen, a la par que ofrecen un intenso color ¡Tienen una floración es-pec-ta-cu-lar!

Jazmín: El aroma dulzón del jazmín produce sensación de bienestar. Las flores suelen ser blancas, aunque algunas especies son de color amarillo. La planta puede llegar a trepar hasta 10 metros de altura y desprende una deliciosa fragancia, sobre todo por las noches.

Ciclamen: Sus flores van desde el blanco al rojo vivo, pasando por todas las tonalidades. Son carnosas, onduladas y cuentan con cinco pétalos vueltos hacia atrás. Hay que tener cuidado con las altas temperaturas y los ambientes secos para que no se marchiten antes de tiempo.

Dalia: Encontramos todo tipo de tonalidades en esta flor: amarillo, blanco, rosa, malva… ¡Y a menudo sus pétalos son bicolores! También hay mucha variedad con respecto a la forma: sencilla, nenúfar, bola, cactus, mixtas… ¡Todas las dalias son bonitas!

Pensamiento: Tiene cinco pétalos aterciopelados con forma de corazón y margen dentado. Su gama de colores es muy invernal y aporta un toque de alegría en los días fríos. Estas flores son muy agradecidas ya que resisten las bajas temperaturas y no requieren muchos cuidados.

Alhelí: El nombre de esta flor quedó inmortalizado con la famosa canción de Nat King Cole, ‘Capullito de Alhelí’. Sus flores son pequeñas con cuatro pétalos y desprenden un intenso perfume.

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.