Navidad saludable

Siguiendo la corriente de los artículos a publicar en esta época, un clásico que vuelve a casa cada Navidad, como dice un conocido anuncio de turrón, es la pretensión de que “las fiestas no pasen factura”, “no engordar en navidad” o el casi oxímoron Navidades saludables. Intentaremos no caer en los consejos típicos, esos que leéis cada año como:

  • Sírvete en el plato todo lo que vayas a comer en lugar de picar.
  • Mejor entrantes ligeros (como ensaladas, consomés, mariscos al vapor) en lugar de recetas con fritos, rebozados, hojaldres o mayonesas.
  • Mejor guarniciones vegetales que acompañamientos con patata.
  • Elige tu dulce navideño preferido y cómete un trozo solo en las fechas clave.
  • Ten cuidado con el alcohol ya que son fechas en las que tendemos a beber más de lo habitual.

Todas estas pautas para una Navidad saludable nos resultan más que familiares, así que vamos a intentar aportar en este post un toque diferenciador.

Recetas saludables

 

Pensemos en algo lógico: Es absurdo realizar durante esos días comidas muy copiosas y que se conviertan en una barra libre para atracones. No pasamos hambre en ningún momento del año, no necesitamos días en los que justificar el “comer aún más”. Un verdadero cambio para hacer esas comidas especiales es abogar por la calidad. En lugar de comprar “mucho”, comprad “mejor”.

Si planeamos unos entrantes de picoteo, tenemos que elegir bien. Es probable que el gasto en el carro de la compra sea similar si optamos por croquetas pre cocinadas, jamón y lomo del medio-bueno, langostinos congelados con mayonesa de bote y canapés de caviar falso. Es mejor optar por recetas más saludables como ensalada de escarola con granada, piñones y queso gorgonzola, vieiras a la plancha y rollitos vietnamitas de hortalizas de invierno con salsa de cacahuete. Tres propuestas ricas, sanas y especiales frente a un batiburrillo grasiento y de calidad media-baja.

Pareciera que la comida saludable no pudiera ser festiva. Eso son solo falta de recursos. ¿Qué queremos un plato principal de pescado festivo y saludable? Compremos rape cuando está bien de precio, y lo congelamos. Unos medallones de rape, sobre salteado de setas acompañado de puerros asados. Eso es especial y no lo comemos cada día precisamente. Si tenéis más presupuesto, podéis añadir unas cigalas al conjunto.

¿Y de carne? Tendemos a irnos al solomillo de ternera (25-30€/kg), pieza noble por excelencia pero que a menudo no sabemos cocinar, mucho menos si cada comensal tiene un gusto diferente para el punto de la carne, y la acompañamos de pesadas guarniciones de patata y densas salsas de nata, roquefort o pimienta. Una pularda gallega de tan solo 9-12€/kg se puede hacer al horno entera, es una cocción mucho más fácil de controlar para una comida de Navidad con mucha gente. Si la acompañamos de ciruelas, manzana y castañas en la misma fuente, ya tenemos además la guarnición.

Es perfectamente posible comer “especial” y sano. Solo hay que planificar el menú y la compra de Navidad con antelación. Igual que es factible consumir tres o cuatro dulces en todas las fiestas, y beber solo un par de copas de vino con las comidas más festivas y un poco de cava en Nochevieja. Hay que querer.

Mantenerse en forma en Navidad

Del mismo modo, en ese periodo vacacional podemos proponer un ocio mucho más activo y saludable que el de juntarse a comer dulces y ver programas en la televisión. En muchas ciudades instalan en esa época carpas con pista de patinaje sobre hielo, puede ser un entretenimiento fantástico para ir con niños. Quedar para pasear y observar la iluminación navideña, ver belenes o admirar escaparates, ¡lo importante es andar y moverse! Otras sugerencias: Hacer alguna ruta abrigados en la montaña y recoger hojas para un collage, ir a la nieve o salir en bici toda la familia aprovechando los días festivos…

De igual modo, mantener las rutinas de actividad física, y nuestra alimentación habitual fuera de los días clave, nos ayudará a no caer en la desidia, ni en el “todo vale”, ni en “por dos semanas no pasa nada”.

¡Felices y saludables Fiestas!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.