¿Quién dijo que los macarrones con queso no podía se un plato gourmet?

Cuando tocaba la hora del recreo, en el colegio, recuerdo que sentía cosquillas en la barriga al pensar de qué me tocaría el bocadillo aquel día. Mi madre nos preparaba -a mis hermanos y a mí- unos manjares entre dos rebanadas de pan que disfrutábamos a dos carrillos. Mi preferido era el de atún y cuando me tocaba, lo sabía desde antes de retirarle el papel porque llevaba doble capa y me olía la mochila. A mi hermana le encantaba de chorizo y a mi hermano de serrano y queso con tomate. Nos sentábamos en el banco del patio y disfrutábamos de ver cómo corrían las canicas e impactaban contra los montones mientras no parábamos de mover el bigote.

Lo mismo me pasaba al salir de clase mientras bajaba andando la cuesta que llegaba a mi casa. Fantaseábamos intentando adivinar qué habría preparado mi madre para comer ese día. El arroz con tomate y huevo y los macarrones gratinados con queso eran el top de mis deseos gastronómicos, el súmmum de cualquier menú casero, la mejor noticia del día.

Con estos recuerdos soy más consciente de la importancia que ha tenido la vida alrededor de la mesa en mi casa, los planes que hacíamos con los codos a los lados del plato, las suposiciones, las historias y las experiencias que hemos compartido mientras estirábamos el queso con el tenedor y el dedo.

La receta de hoy es una oda a uno de mis platos preferidos de pequeña, algo más actualizado e incorporando algunos sabores que me apasionan en la actualidad. Unos macarrones con queso cheddar, vegetales y huevo que se hacen en poco tiempo e impregnan la cocina de nostalgia y sabor a niñez.

 

Macarrones con queso al horno

 

  • Macarrones de trigo sarraceno
  • Tomates cherry de colores
  • Espárragos trigueros
  • Orégano fresco
  • Queso cheddar en lonchas de Arla
  • Huevos de codorniz
  • Sal y pimienta

 

Ingredientes para unos macarrones con queso

 

 

1.- Hierve los macarrones en abundante agua, con una pizca de aceite de oliva y sal, el tiempo que especifique en el paquete. Escúrrelos y viértelos en una bandeja de horno.

2.- Coloca el queso cheddar Arla por encima formando una capa.

 

Macarrones con queso

 

3.- Sobre la capa de queso cheddar coloca los tomates cherry cortados por la mitad.

4.- Ralla sobre el queso y los tomates, los espárragos trigueros. Gratina la pasta durante 20 minutos.

 

Cómo hacer macarrones caseros

 

5.- Fríe unos huevos de codorniz para colocar sobre los macarrones cuando los saques del horno.

 

Macarrones con queso

 

6.- Muele un poco de pimienta y espolvorea una pizca de sal sobre los huevos de codorniz.

 

macarrones con queso

 

7.- ¡Ahora solo queda servirlo y saborea el sabor de mi infancia de una manera deliciosa!

 

macarrones con queso

¿Os gusta el brócoli? Os recomendamos estos nuggets caseros de pollo y verdura... Es otra receta de Marta Simonet, ¡delicioso aperitivo para comer de un bocado!

Nuggets de pollo, brócoli y queso