Menú Navidad


¡Es posible organizar una comida de Navidad saludable y apetitosa! No solo importan los platos que elijamos para nuestro menú, sino otros aspectos como el pan, las bebidas y el formato de nuestra propuesta. A continuación, enumero los detalles que todo anfitrión debe tener en cuenta:

¿Qué tipo de menú?

Aunque pensemos en algún plato para compartir en el centro, es importante proponer un menú individual para incitar a la gente a que coma de una manera más dirigida hacia lo que queremos. No obstante, hay que ser realista, y el efecto “banquete” que produce tener alimentos en el centro es muy importante para dar ese aspecto festivo a la comida, por lo que te recomendamos preparar una serie de aperitivos y colocarlos al alcance de todos tus invitados.

Aperitivos

Es probable que mientras llegan todos los invitados tengamos que seguir preparando los últimos detalles de la cena. Por eso es importante preparar algunos aperitivos saludables para que la gente pueda empezar a picar algo.

Intenta que los apertivos no sean muy calóricos. Te recomendamos moluscos como los mejillones, berberechos, almejas… Pueden ser también gambas cocidas o un plato de pulpo a la gallega. Un ceviche de langostinos es un buen entrante, ¡sorprenderás sin duda a tus invitados!

Si no queremos que se nos vaya el presupuesto, os recomendamos algunos canapés vegetales, una ensalada templada o un picadillo de verduras. Si preparas cremas, puedes servirlas como un vaso acompañando el menú.

Plato principal

Suele ser el plato que más trabajo lleva, la propuesta estrella de la comida. Intenta que no haya presencia en la mesa de snacks poco interesantes como patatas fritas, colines, gusanitos u otros derivados que se consideran “para niños”. Suponen un aporte muy poco interesante en la cena, tanto a nivel nutricional como gastronómico. Es mejor que en la mesa solo esté el plato principal y que no haya otros protagonistas.

Panes

El pan es un alimento sin mucho interés nutricional, y seguramente con todo el abanico de posibilidades que habrá en la cena debe tener poca presencia. No obstante puede ser una buena idea adquirir o incluso preparar un pan diferente para la cena. Quizás si solo se va a tomar un trozo por comensal es buena idea preparar un diferente, hay muchas variedades diferentes más saludables que el pan convencional, como el de centeno, y con algunas variantes como semillas, frutos secos o frutas desecadas.

Bebida

Ofrece como primer alternativa a tus comensales una variedad de bebidas sin alcohol, para que al menos si se consumen no sea con una mayor predisposición. Ten preparado en todo caso refrescos sin azúcar y cerveza sin alcohol. Una buena idea para además fomentar el consumo de agua es preparar una apetitosa jarra de agua con hielos y limón. Es una variante que usan muchos restaurantes y que tiene muy buena acogida.

Menú propuesto

Entrantes

Primer plato

  • Espinacas con uvas pasas y piñones en cama de patata asada

Plato principal

Copa de frutas

  • Granada, uvas, mandarinas

Dulces:

Este menú que os presento es estacional y además mucho más sostenible de lo que se suele proponer en estas fechas. ¡Disfrutadlo!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.