Una receta típicamente griega, aunque al parecer su verdadero origen es árabe. Quizá no descubrimos nada nuevo en este plato a base de berenjenas y carne, quizá, pero sí es verdad que normalmente este plato lo hemos probado gratinado con una salsa bechamel y un queso rallado. Así que os muestro otra opción muy rica, más fácil que la bechamel y con un toque más griego, una salsa de yogur griego, apetina y huevo. Vamos con la receta:

moussaka musakaIngredientes para 4 personas:

  • 400 gr. de carne picada (puede ser sólo de ternera o mixta)
  • 2 berenjenas
  • 2 tomates maduros
  • 2 yogures griegos
  • 1 huevo
  • Apetina y queso rallado Finello Mozzarella
  • Pimienta negra y canela
  • Aceite de oliva virgen y sal

Proceso:

Lavaremos y filetearemos en rodajas no muy gruesas las berenjenas. En una sartén caliente y sin aceite, las marcaremos a la plancha con un poco de sal. Las reservaremos. En la misma sartén, saltearemos la carne picada con un poco de sal.

moussaka musaka

 

Cuando esté ligeramente dorada, la apartaremos a los lados y en el centro echaremos el tomate maduro rallado, sofreiremos hasta que espese. Después removeremos todo el conjunto obteniendo un relleno jugoso, pero no con líquido. En ese momento añadiremos un poco de pimienta negra recién molida y canela, justo después retiraremos del fuego. Con la ayuda de un molde, colocaremos la berenjena en la base.

moussaka musaka

Después una capa de relleno de carne y la prensaremos un poco. Repetiremos la operación hasta conseguir el tamaño que necesitemos. En ése momento prensaremos un poco todo el conjunto. Al quitar el molde deberá quedarnos algo así.

moussaka receta

Por otro lado, en el vaso de la batidora, meteremos los dos yogures griegos, medio bote de Apetina y 1 huevo. Lo batiremos hasta dejar fino y cremoso. Después lo usaremos para cubrir la moussaka por encima. Luego, añadiremos el queso rallado Finello Mozzarella y lo gratinaremos en el horno.

paso4-musaka

Nos deberá quedar algo así, buen provecho!!

moussaka griega

Consejos:

  • Lo bueno de esta receta, es que puedes tener los timbales de moussaka preparados con antelación. Así, en el momento de servir sólo tienes que salsear por encima y gratinar. Es una ventaja.
  • Aunque no podamos llamarla igual, puedes probar a realizar la misma receta sin la berenjena sustituyéndola por calabacín. Te sorprenderás.
  • Si no tienes yogur griego a mano, puedes utilizar una salsa bechamel convencional y añadir la Apetina y triturar, quedará una salsa muy sabrosa.