navidad-mundo


Naturarla

Recibir el año con doce uvas, reunirnos con la familia en Nochebuena y Navidad, esperar la llegada de los Reyes Magos, decorar nuestras casas con árboles y nacimientos… En España existen muchas tradiciones navideñas que, en mayor o menor medida, todos conocemos. Pero, ¿cómo celebran la Navidad en otros lugares? ¡Vamos a averiguar un poco más!

La comida, una gran protagonista

Muchas de las celebraciones navideñas están relacionadas con la comida: reunirnos con familiares y amigos alrededor de la mesa y compartir con ellos almuerzos y cenas, con menús variados y costumbres diferentes.

En Chipre realizan un ayuno durante los 40 días previos a la Navidad, período en el que no consumen carne. En el lado contrario, en Rusia la cena más importante de la Navidad está formada por doce platos, uno por cada apóstol. ¿Quieres despedir el año y recibir el nuevo de una forma diferente? En Italia toman lentejas en Nochevieja para atraer la buena suerte en el nuevo año.

Para terminar las comidas o las cenas navideñas, ¿qué mejor que un brindis? Eso sí, con moderación. Entre las múltiples opciones disponibles, puedes hacer como los argentinos y elegir la sidra. Pero ten cuidado con el alcohol, porque aquí no tenemos acceso a “La Nariz Roja”, una asociación suiza que, con el fin de reducir accidentes, se encarga de llevar a casa a los conductores que no estén en condiciones de hacerlo.

Poniendo las casas y las calles (más) bonitas 

En muchas partes del mundo la Navidad se asocia a la luz y el calor de las velas, que adornan, por ejemplo, los hogares noruegos o los barcos griegos. En Suecia, cada uno de los cuatro domingos de Adviento, se enciende una de las velas de un candelabro de cuatro brazos. Mientras, en Colombia el 7 de diciembre se celebra el conocido como “Día de las Velitas”: se decoran las calles con velas y linternas de papel, dando inicio a la temporada navideña.

Un elemento decorativo navideño que no puede falta es el árbol. En Ucrania es tradicional colocar un adorno en forma de telaraña, porque se considera que trae buena suerte. Los adornos se mantienen en los árboles suecos hasta el 13 de enero, fecha en que se celebra San Knut. Por su parte en Italia, en vez de árboles, muchas familias utilizan unas pequeñas pirámides hechas de madera y decoradas con frutas. En Nueva Zelanda la Navidad se celebra en verano, y allí el tradicional árbol es sustituido por Pohutukawa, cuya característica principal son sus llamativas flores en tomo rojo. Y la estrella que solemos colocar en la parte superior del árbol tiene su origen en Filipinas, donde se fabrican antorchas en forma de estrellas de cinco puntas que iluminan la entrada de las casas.

Las flores de Pascua tienen su origen en México, donde los aztecas las utilizaban como remedio natural. Pero su popularización como planta navideña se debe a Joel Roberts Poinsett, embajador de Estados en México entre 1825 y 1829, quien comenzó a regalar esta planta a sus amistades en estas fechas.

¿Quién trae los regalos?

La Navidad es tiempo de compartir… y de regalar. Aquí te dejamos algunas ideas sobre qué regalar. Pero, ¿quién lleva los regalos a sus destinatarios?

Los más madrugadores en recibir sus presentes son los holandeses: San Nicolás, que viaja desde España, llega el 5 de diciembre. El 6 de diciembre San Nicolás visita también Bélgica y Alemania, entre otros lugares. En Austria, San Nicolás va acompañado de Krampus, una especie de demonio, que castiga a los niños malos.

El día de Nochebuena, a las tres de la tarde, la televisión pública sueca emite todos los años el programa “El Pato Donald y sus amigos le desean una feliz Navidad”. Al finalizar el mismo los niños reciben los regalos.

“Ded Moroz” o el “Abuelo del frío” es el encargado de entregar los regalos en Año Nuevo en Rusia. En Italia la encargada de dejar los regalos es la Befana, representada a veces como una bruja y otras como una anciana; esta mujer recorre las casas de los niños la noche del 5 al 6 de enero y les regala dulces si se han portado bien y carbón si se han portado mal.

¿Pensabas que aquí somos unos privilegiados por recibir regalos de los tres Reyes Magos? Pues imagina en Islandia, donde tienen 13 Papás Noel. En realidad, se trata de 13 Jólasveinar, que llegan de uno en uno desde el 12 de diciembre, y se marchan también de uno en uno hasta el 6 de enero. Roban a la gente, pero también dejan presentes: a los niños que se han portado bien les entregan caramelos y a quienes han sido un poco traviesos les obsequian con patatas.

¿Conocéis alguna otra costumbre navideña?

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.