head-Nuggets

¡Antes de nada, felices fiestas! Ésta es la época del año preferida de mi padre, y me ha acabado contagiando a mi su entusiasmo. La verdad es que es un jaleo organizar los regalos, las reuniones familiares, cenas de empresa, reuniones de amigos… pero al final compensa muchísimo coincidir con ese colega que hace siglos que no ves, recordar esa anécdota familiar de cuando eras pequeño, o ver la cara de los enanos la mañana de Reyes… ¡así que, tomad aire y respirad hondo, que llegan las Navidades! 

Si normalmente hay que mirar el bolsillo, en estas fechas hay que organizarse todavía mejor para que no se nos dispare mucho el presupuesto. Por eso, hoy os traigo una receta de nuggets de pollo que cumple varios objetivos: es sana, porque sabréis qué carne se utiliza, es sencilla de preparar (y así descansamos un poco de tanta receta complicada), y además podemos usar cualquier pieza de pollo sin cocinar que tengamos perdida en la nevera, así que ahorramos un poquito. Total, que es de lo más práctico, así que vamos allá.

Ingredientes para 14-15 nuggets grandes:

ingredientes-Nuggets

– 250 gr. de carne de pollo (yo la he usado carne picada, pero podéis picar cualquier pechuga o pieza de pollo que tengáis en casa, retirándole piel y huesos, por supuesto)

– 1/2 barqueta de queso Lactofree

– 1 huevo

– 100 gr. de pan rallado 

– 1 pellizco de harina

– 1 cucharada de sal

– 1 cucharadita de pimienta negra molida

Preparación: 

En un cuenco ponemos la carne de pollo picada, el huevo, el queso Lactofree (es mejor quedarse corto que pasarse, es tan cremoso que no hace falta mucha cantidad), la sal y la pimienta, y mezclamos hasta formar una pasta. Yo he puesto aquí solo los ingredientes básicos para hacer los nuggets, pero esta receta admite infinidad de variantes a vuestro gusto. Podéis agregarle un poco de ajo picado, cebolla frita bien desmenuzada, un poquito de curry, pimentón… id probando porque da mucho juego.

paso1-Nuggets

Ponemos aceite de oliva a calentar en una sartén, y mientras toma temperatura, vamos dando forma a los nuggets. Hay gente que empana pasando primero las bolas por huevo, luego por harina y finalmente por el pan rallado, pero yo prefiero incorporar el huevo a la mezcla de carne, y agregar un poquito de harina al pan rallado directamente. Ahorramos un paso y simplificamos la receta, con el mismo resultado. Total, que hacemos bolitas del tamaño de una albóndiga (no es conveniente hacer los nuggets muy grandes, porque corremos el riesgo de que se dore por fuera, pero que no se haga bien por dentro. En cualquier caso, si nos gustan grandotes, tendremos que achatarlos bien para que no sean muy gruesos), las pasamos por el pan rallado con harina, las aplanamos y freímos en la sartén en tandas de pocos en pocos para que no se enfríe el aceite.

paso2-Nuggets

Nota: Yo he usado un pan rallado llamado panko (tiene origen japonés, son como una especie de escamas, y hacen que quede muy crujiente el rebozado. Los americanos también lo usan mucho). Dicho esto, sirve el pan rallado normal, y estará perfecto también. 

Dejamos que se doren un par de minutos por cada lado, y cuando estén tostaditos a nuestro gusto, los retiramos y dejamos que eliminen el exceso de aceite sobre unos papeles de cocina. Ya los tendremos listos para llevar a la mesa, ¡a disfrutar toda la familia, nuggets caseros, 100% pollo!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.