Patatas al horno

Prepárate para cocinar las patatas al horno más divertidas del planeta, crujientes por fuera y blanditas por dentro. Vistosas, ricas y perfectas para aquellas personas a las que nos gusta entretenernos y entretener en la cocina.

Las patatas son el producto madre tierra por naturaleza, dicen que vinieron de América pero después de ese viaje se han quedado en nuestras casa para siempre. Las preparamos fritas, en tortilla, a la parrilla, envueltas en papel de plata y al fuego. Las disfrutamos con salsas, a palo seco, bañadas en sal o sazonadas con ajo y perejil. La utilizamos como acompañante de carnes y pescados, como base de guisos y como protagonista en tortillas con o sin cebolla. Con ella se hacen cocas dulces para mojar en chocolates negros, se rellenan con pimientos y huevo y se utiliza hasta la piel. La patata es una trufa en bruto, una maravilla que nos da la tierra para que utilicemos con las mismas cara que un cubo de Rubik pero sin la complicación de pensar cuál será la combinación ganadora. Aunque, desde luego, os aseguro que estas patatas acordeón con mojo de cilantro son sin ningún tipo de dudas la joya de la corona de mis recetas patatienses.

Muchas veces me invento recetas abriendo la nevera y viendo cuántas líneas del Tetris puedo fundir con los ingredientes que tengo para conseguir el bonus track; aquella receta que sale por sorpresa gracias al disfrute en los fogones y a la combinación de ingredientes que han quedado de manera aleatoria en mis estanterías.

Patatas al horno con mojo de cilantro

 

 

patatas-acordeon

 

1.- Corta las patatas en acordeón, haciendo incisiones sin llegar a la base. Los cortes deben ser finos e iguales. Un truco que te puede servir es clavar el palillo de una brocheta en la base de extremo a extremo para que te sirva como guía y que no cortes la patata hasta el final por error.

 

Corta las patatas

 

2.- Aliña con aceite y sal las patatas y hornea durante 40 minutos a 220 grados.

3.- Saca las patatas del horno y espolvorea, por la superficie, una pizca de pan rallado.

4.- Añádeles el queso havarti cortado en finas tiras.

 

Gratinar las patatas

 

5.- Hornea de nuevo durante 20 minutos más hasta que queden bien doradas.

6.- Mientras las patatas se acaban de hornear puedes cortar el tomate a daditos para ponérselo fresco por encima a las patatas junto con el mojo de cilantro. Para preparar el mojo de cilantro vierte en un vaso de batir el cilantro, un chorro generoso de aceite de oliva, sal, pimienta y el zumo de media naranja exprimida. Bate la mezcla hasta que quede una textura homogénea y voilá.

 

patatas-al-horno-receta

 

7.- Ahora sólo te queda servir tus patatas al horno y disfrutar de un sabor auténtico, una textura crujiente y blandita y una compañía inolvidable. Cualquier excusa es buena para disfrutar de la vida alrededor de la mesa.

 

Patatas al horno

¿Te gustaría probar esta receta tan enrollada? Marta Simonet nos cuenta cómo preparar estos rolls de espinacas frescas en 15 minutos, una muy buena idea para una cena con invitados improvisada…

 

rolls de espinacas