casa de pajaros-


Naturarla

¿Cuáles son los pájaros que viven en las ciudades? Si prestamos atención en jardines y parques nos daremos cuenta que además de palomas, se esconden mirlos, currucas, petirrojos, gorriones y carboneros, entre otros. 

Recomendamos salir de ruta con prismáticos y una libreta en mano. Cuando nos alejemos del ruido de los coches, empezaremos a escuchar el canto de los pájaros. En los parques, las aves encuentran refugio y alimento. Es curioso observar cómo picotean hormigas, migas de pan, cacahuetes, granos, frutas… Si estudiamos y dibujamos su comportamiento, podremos aprender muchísimas cosas, identificar nuevas especies y relacionarlas con sus cantos.

Cada vez en las ciudades se construyen más edificios que no permiten agujeros para que las aves aniden. En jardines o incluso balcones, podéis reciclar cartón o plástico y construir nuevos hogares. Las aves necesitan comida, agua para beber y bañarse y sobre todo, mucha, muchísima tranquilidad.

Los elevados índices de contaminación atmosférica ponen en peligro a todos los pájaros pero sobre los gorriones de las ciudades están sufriendo especialmente. Según SEO Birdlife, en Londres esta especie ha desaparecido casi por completo y “la población española de gorriones ha disminuido un 11% de media desde 1998 y hasta un 14% de media en algunas áreas del país”.

Desde la asociación señalan que este problema afecta a los ciudadanos y que ser testigos de su supervivencia es sinónimo de calidad de vida. En un manifiesto, SEO Birdlife pide una mayor concienciación, “no podemos concebir un mundo en el que falten las aves porque su ausencia dejaría un vacío total”.

“Piensa en el vuelo de un pájaro, en la fuerza y en la armonía de sus movimientos, en lo hermoso del plumaje. Ahora ve más allá y observa su entorno, por dónde viaja y dónde anida: si se mantiene, crece y regresa, está diciéndonos que allí puede haber vida, que es saludable. Lo contrario es mal presagio. Donde no hay aves no hay vida, tampoco para nosotros”, cuentan desde la ONG.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.