tren de la fresa-


El fin de semana pasado arrancó la temporada 2015 del Tren de la Fresa. Esta excursión que conecta Madrid con Aranjuez reproduce el recorrido de la segunda línea de ferrocarril española que se inauguró en 1851.

Este tren se utilizaba para transportar los productos de la Vega del Tajo hasta la capital como espárragos y fresas, de ahí su nombre. Para conmemorar su origen, azafatas vestidas con trajes de época reparten fresas de la huerta ribereña entre los viajeros.

La salida se efectúa en el Museo del Ferrocarril de Madrid a la 10 de la mañana con vuelta a las 6 de tarde. La excursión se realiza en un día y permite visitar Aranjuez, ciudad Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los pasajeros del Tren de la Fresa pueden apuntarse a visitas guiadas en el Palacio Real de Aranjuez y el Museo de Falúas, también descuentos en el Museo Taurino y diferentes actividades de ocio.

Una experiencia única

Montarse en el Tren de la Fresa constituye toda una experiencia. La longitud de la línea de casi 49 kilómetros conserva un trazado prácticamente íntegro. Un furgón y un vagón de los años 60, además de cuatro coches de madera denominados Costa fueron restaurados para esta línea turística.

Es una maravilla contemplar el paisaje mientras degustamos la fruta pero si vamos con niños conviene ir equipados. Aunque el recorrido se completa en aproximadamente una hora conviene llevar ropa holgada, algún juego de cartas y agua, ya que suele hacer calor.

La primera fase del Tren de la Fresa  se extenderá hasta el 21 de junio y la segunda abarcará desde el 19 de septiembre hasta el 25 de octubre. El precio del billete es de 30 euros para adultos y 15 euros los niños. Los menores de 4 años viajan gratis si no ocupan asiento.

Encontraréis más información, horarios y tarifas en el Museo del Ferrocarril de Madrid.

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.