nieve-


Penelope Coronado

La nieve ofrece grandes posibilidades de diversión, los niños se lo pasan en grande y es una oportunidad para disfrutar en familia. Por eso, durante el invierno, un buen plan de fin de semana es llevar a nuestros hijos a una estación de montaña. En nuestro país, muchas de ellas cuentan con áreas infantiles específicas. Y nada va a motivarles más que deslizarse en trineo. Además será su primera toma de contacto con los deportes de invierno. Y aunque manejarse encima de unos esquís no será sencillo, y habrá que practicar, pasar un día en la nieve será una ocasión para ejercitarse y disfrutar de la naturaleza. Tomad nota porque os contamos qué estaciones de montaña tienen las mejores instalaciones para ir con los más pequeños.

Antes de nada, consejos para ir a la nieve

¿A qué edad llevarles a la nieve? Si tienes un bebé de pocos meses no tiene mucho sentido llevarle a una estación de esquí. Aún no va a poder jugar con la nieve y deberemos de estar muy pendientes de que movimientos y de que no se enfríe. Con 2 o 3 años, aunque ya les gusta mucho la nieve, todavía habrá que estar muy encima de ellos, porque se resbalarán con facilidad. La edad ideal para ir a la nieve es a partir de los 4 años, porque los niños ya tienen el aguante físico necesario y porque resisten con humor los resbalones.

Cuidado con el sol. En las zonas de alta montaña, el sol pega fuerte. Por eso, hay que poner a los niños crema solar, sobre todo en la cara, que es la zona de la piel más expuesta en la nieve. También las gafas de sol son imprescindibles.

¿Qué ropa de abrigo ponerles? Para ir a la nieve hay que abrigar a los niños, pero no en exceso, porque como no van a parar de jugar acabarán sudando. Lo ideal es ropa interior de algodón, abrigo, pantalones y manoplas impermeables, gorro de forro polar que tape el cuello y las orejas, y botas de suela gruesa.

Estaciones de montaña en Cataluña pensadas para ir en familia

La estación de Font Romeu, a dos horas y media de Barcelona y en pleno corazón del parque nacional de los Pirineos Catalanes, es perfecta para disfrutar de un ambiente de lo más familiar. Cuenta con un área de 20 hectáreas dedicada a los niños y principiantes, y destacan sus 6 pistas verdes, la pista de trineo y los juegos de nieve y animaciones. Además, en un chalet de madera se encuentra el Club Piou Piou, una ludoteca con servicio de guardería y cursos de esquí para iniciar a los niños a esquiar en un entorno seguro, y donde podrán hacer uso de un pequeño teleski y dos cintas transportadoras.

La estación de Espot, en Lleida, situada entre el Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici y el Parque Natural del Alto Pirineo, es la primera estación de montaña de nuestro país con la Certificación de Turismo Familiar. Así que tenemos asegurado que se trata de un lugar de carácter claramente familiar y en el que los niños serán bienvenidos. Cuenta con zonas específicas para los más pequeños, como las pistas de tubbing y de trineos, y su jardín de nieve.

También en Lleida, en el Valle d’Aran, la estación de Baqueira-Beret, una de las más conocidas de nuestro país, ofrece opciones pensadas para los niños como las bajadas en trineo, el snowboard y los cursos de esquí. A partir de 3 años y medio, hay cursos de iniciación. Y para los que tienen menos de 3 años, hay actividades de entretenimiento infantil, además de un servicio de parque infantil para que los los niños se diviertan en un entorno seguro mientras los padres disfrutan del esquí. Otra estación perfecta para ir con niños es La Molina, en Gerona. Cuenta con una escuela de esquí para niños a partir de 3 años que ofrece diferentes cursos de iniciación. Y para los de menos de 3 años tienen servicio de guardería.

Huesca, estaciones para ir a la nieve con niños

Formigal, una estación situada en el Valle de Tena, en el Pirineo Aragonés, cuenta con guarderías infantiles y parque infantil para los más chiquitines. Y para niños a partir de los 4 años imparten cursillos de iniciación al esquí. Entre sus instalaciones estrella están el jardín de nieve, la visita a un iglú y a un poblado indio, actividades como la construcción de iglús o montar en una moto de nieve. Además dan la opción del llamado Forfait Familiar, para familias con uno o más hijos menores de 18 años.

También Candanchú, situada en el Pirineo de Huesca, es una estación de montaña donde los niños son bienvenidos. Tienen una escuela de esquí para que en poco tiempo los niños sean capaces de estrenarse en la zona para debutantes. Además tienen pista multiactividad, una zona donde es posible descender en donut y alquilar trineos para grupos, y un jardín de nieve. Pero sin duda la protagonista es Candanchulandia, un lugar donde estarán resguardados del frío y donde se entretendrán con películas, manualidades o puzzles.

Disfrutar de la nieve en familia en Andalucía

Sierra Nevada es una de las estaciones de esquí con más servicios para familias. En ella vamos a tener a nuestra disposición jardín alpino en pistas, un centro lúdico infantil y guardería con diversidad de instalaciones, desde juegos, vídeo, música, manualidades y hasta dormitorios para las horas de descanso. Las clases que imparten para los pequeños son progresivas. Las hay para niños de 3 a 6 años, en las que podrán aprender a esquiar paso a paso, empezando por mantener el equilibrio sin bastones y caminando al mismo tiempo, y ya después bajando una pendiente suave, aprendiendo a frenar y realizar giros. Y a partir de 6 años también disponen de cursos en grupos reducidos para que aprendan a manejarse en la nieve y esquiar.

Acercarse a la nieve en Madrid

Navacerrada tiene la gran ventaja de encontrarse muy cerca de Madrid, así que puede ser el plan perfecto para ir con nuestros hijos a pasar el día. Cuenta con varias zonas para que los niños jueguen con la nieve y hay cursos y actividades para que los peques aprendan a esquiar. Merece la pena ir un poco más lejos y llegar hasta Riaza, en Segovia, donde encontraremos la estación de esquí de La Pinilla, donde además de pistas donde practicar esquí o montar en trineo, cuenta con escuela infantil para iniciar a los niños en este deporte.

Otras estaciones de montaña para ir con niños

En La Rioja, la estación de Valdezcaray cuenta con ludoteca, escuela de deportes de invierno y escuela polideportiva, en ellas los peques tienen la oportunidad de descubrir poco a poco la afición por el esquí. La estación de San Isidro, en León, es una estación de esquí con un ambiente muy familiar, ideal para que los niños tengan su primer contacto con la nieve. Dispone de una amplia guardería para bebés desde 6 meses, y 5 pistas verdes, las más adecuadas para que hagáis vuestros primeros descensos juntos. En Ourense, Cabeza de Manzaneda es una estación de esquí ideal para familias y pequeños principiantes. Para los peques, además de un parque de aventuras, organizan cursos específicos para que aprendan a esquiar. Y un detalle para los papás, la estación cuenta con instalaciones de spa, piscina, sauna y zona termal, para relajarse y entrar en calor en medio de la nieve.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.