ordenador-sostenible


Penelope Coronado

Vivimos en una sociedad donde la tecnología avanza a pasos agigantados y cada poco tiempo salen al mercado nuevos modelos de ordenador más rápidos y con más y mejores prestaciones. Es habitual que desechemos nuestro viejo ordenador por uno nuevo, y esto pasa mucho en fechas como las navideñas en las que aprovechamos para que Papá Noel o los Reyes Magos nos traigan un nuevo ordenador. ¿Pero qué hacer con el viejo ordenador que hay que desechar? ¿Somos conscientes de lo supone desterrar o echar a la basura los viejos aparatos? Es importante pararse a pensar que esta práctica supone un enorme impacto ambiental, tanto en residuos como en recursos para la fabricación de los nuevos aparatos, y buscar la manera más ecológica y que menos perjudique al medioambiente. Os damos algunas ideas para reciclar y dar una segunda vida a esos ordenadores que vamos a desechar para no convertirlos en basura electrónica.

Sustancias que perjudican al medio ambiente
Lo primero que hay que tener en cuenta es que los ordenadores llevan sustancias que, si no se gestionan bien, perjudican al medio ambiente y a la salud. Metales pesados como el níquel o el litio, también el cadmio, cromo, mercurio y plomo son algunos de ellos. Por eso, a la hora de desechar nuestro viejo equipo informático, te sugerimos hacer una evaluación del mismo. Por lo general los ordenadores pueden tener una nueva utilidad, y es conveniente saber qué opciones existen. Valora la edad, estado general, microprocesador y memoria RAM de tu ordenador. Y si después de haberlo evaluado ves que ya no te es útil, decide cómo puedes deshacerte de él de la forma más ecológica posible.

Dar otro uso al ordenador o que lo utilicen nuestros hijos
Un equipo que ya no nos resulte útil a nosotros, puede ser válido por otra persona. De entrada, podemos ofrecérselo a amigos o familiares que puedan aprovecharlo si a ellos les basta con un portátil o sobremesa que les permita ver el correo, internet y acceder a sus fotos y archivos de texto. Otra buena alternativa es convertirlo en un ordenador para niños. Si el equipo funciona bien, podremos cedérselo a nuestros hijos para que hagan sus trabajos escolares. De hecho existen varios sistemas operativos, como Sugar o DoudouLinux, diseñados para fines pedagógicos, que permiten a los niños realizar actividades básicas como escribir, dibujar, componer música o acceder a diversos juegos educativos.

Otras maneras de dar una segunda vida al ordenador que vamos a jubilar pero que todavía funciona son convertirlo en almacén de archivos, servidor de descargas, en centro multimedia o en HotSpot, que consiste en aprovechar el Wi-Fi de tu vieja computadora para llevar internet a otros dispositivos, algo que resulta muy útil cuando el router Wi-Fi no tiene la suficiente potencia para que internet llegue a todos los rincones del hogar.

Puntos limpios
Existen puntos limpios en todas las ciudades de más de 5.000 habitantes que se encargan de la recogida de residuos electrónicos. Puedes localizar el punto limpio que te resulte más cercano y llevar allí tu equipo. Esta es una buena manera de deshacerte de tu viejo ordenador, ya que así sabrás que va a un lugar adecuado donde podrán gestionar este tipo de residuos. Ten en cuenta que los puntos limpios no aceptan más de un ordenador por persona y día, porque esta es la manera de evitar que las empresas se deshagan de grandes cantidades de equipos informáticos sin control.

Donar tu viejo ordenador
Hay organizaciones especializadas y ONGs que distribuyen ordenadores usados entre colectivos desfavorecidos de nuestro país o en países en vías de desarrollo. Eso sí, los responsables de estas iniciativas nos recuerdan que los ordenadores deben estar en buen estado y con unos requisitos técnicos mínimos, para así garantizar que luego puedan reutilizarse. Y es que no debemos donar un equipo si sabemos a ciencia cierta que no va a ser útil. Algunas de estas iniciativas las llevan colectivos como Fundación Bip-Bip, Ingeniería Sin Fronteras, Telecomunicaciones Solidarias, Ordenadores Sin Fronteras y asociaciones locales como Reciclanet en Euskadi o Tecnología para todos en Cataluña.

Programas de reciclaje al comprar un nuevo ordenador
A veces las propias marcas nos permiten entregar nuestro viejo ordenador al comprar otro. Los fabricantes suelen contar con Sistemas Integrados de Gestión (SIG), para asegurar así el cumplimiento de la legislación que les obliga a responsabilizarse de los aparatos cuando se convierten en residuos. Apple, por ejemplo, cuenta con un Programa de Reciclaje en el que poder invertir el valor de tu antiguo aparato al comprar uno nuevo. Ellos recogen tu equipo y determinan si es apto para reutilizarse a través de sus programas de reciclaje gratuitos.

Y un último consejo: no comprar por comprar
Como consumidores debemos ser un poco responsables, y antes de comprar un nuevo ordenador, será bueno pensar por qué lo necesitamos, qué utilidad le daremos, cuál es su consumo energético, de qué materiales está hecho, cuál es la política ambiental del fabricante… y sobre todo: si de verdad nuestro viejo equipo ya no nos sirve. Porque se trata de no adquirir elementos superfluos y tratar de colaborar en no generar más y más basura electrónica.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.