dolor de tripa


Naturarla

Durante el verano acostumbramos a estar más tiempo de fuera de casa, lo que incluye realizar más comidas fuera de la misma, ya sea porque pasamos unos días en otro lugar, porque aprovechamos para pasar el día en el campo o en la playa o porque probamos bares y restaurantes nuevos.

También el verano es el momento del año en que más contagios por gastroenteritis se producen. Bajo este término se engloban distintas afecciones del aparato digestivo que se caracterizan por varios síntomas principales: diarrea, vómitos y dolor abdominal. Se suele transmitir a través de alimentos o agua contaminada por los virus o bacterias causantes o por contacto físico con personas afectadas. Los síntomas y las molestias acostumbran a durar entre cinco y días y durante el proceso es fundamental mantenernos bien hidratados para evitar la deshidratación.

Cuando salimos de viaje, especialmente si vamos a algunos lugares, es más fácil contraer gastroenteritis. De hecho, en algunos sitios la gastroenteritis es conocida como “diarrea del viajero” porque en muchos casos se produce por beber agua (o zumos naturales, bebidas con hielo…) o tomar alimentos cuyas condiciones higiénicas, de conservación o de preparación no son adecuadas. Ten en cuenta que los controles de seguridad de los alimentos no son los mismos en todos los países.

¿Cómo podemos prevenir, en la medida de lo posible, que nos afecten estas molestias si estamos de viaje? Siguiendo unos consejos muy sencillos:

  • Antes de viajar, consulta las condiciones del destino. Esto incluye no sólo verificar si necesitas alguna vacuna, sino también qué tipo de alimentación te vas a encontrar.
  • Usa sólo agua embotellada y que venga en botellas cerradas. Si la botella viene abierta es mejor cambiarla por otra. Es recomendable usar agua embotellada no sólo para beber, sino también para lavar los alimentos que vayamos a consumir o para lavarnos los dientes. Incluso aunque el agua vaya a hervir, ante la duda es preferible escoger agua en botella.
  • Evita las bebidas con hielo, granizados, zumos con hielo, batidos… Es decir, todas aquellas preparaciones en las que se utilice agua de la que desconozcamos su origen. Esta recomendación también es aplicable para los helados artesanales.
  • Ten cuidado con el consumo de alimentos comprados en puestos ambulantes, especialmente aquellos que se consumen en crudo como frutas o ensaladas. Para estar más seguro, pela las frutas antes de consumirlas y decántate por alimentos cocinados antes que por sus versiones crudas.
  • También debes tener cuidado con alimentos como los huevos o las salsas que los contengan en su preparación.
  • Si estás en lugar en el que tú vas a cocinarlos alimentos, mantenlos perfectamente refrigerados.
  • Mantén una adecuada higiene en las manos.

Si has contraído el virus, sigue una dieta líquida las primeras 24 horas: suero (puedes hacer suero casero con agua, sal, bicarbonato y limón), agua, bebidas isotónicas… y poco a poco ve introduciendo la alimentación sólida pero blanda. En caso necesario, existen fármacos que reducen la diarrea.

Como ves, son recomendaciones muy fáciles de seguir. Así que ya sólo te queda disfrutar de tu escapada.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.